Infantes enfrentan situaciones complejas de la misma forma que los adultos, indica estudio

Publicado el
Infantes enfrentan situaciones complejas de la misma forma que los adultos, indica estudio

Se suele pensar que la experiencia hace que las personas logren enfrentar de mejor manera las incertidumbres, que a lo largo del tiempo nuestra posición frente a un problema es diferente de cuando éramos más jóvenes. Pero quizá eso no sea así.

Un estudio de la Universidad de California (UC Davis) buscó comprender cómo algunas niñas y niños reaccionaban ante la incertidumbre, para ello trabajaron con 160 infantes entre 35 a 32 meses de nacidos.

Lo que encontraron fue que muchas de sus conductas eran similares a cómo los adultos enfrentan un problema.

La investigación no buscaba comprobar qué tan inteligentes eran sus decisiones, sino de qué manera, consciente o no, se comportan ante una situación nueva.

Para comprobar qué tan seguros estaban los niños, les mostraron imágenes de animales y objetos comunes pero opacadas por un filtro gris oscuro. Les pidieron luego que distinguieran en las láminas animales u objetos mencionados.

A través de un monitoreo como el seguimiento ocular y el uso de pantallas táctiles, los investigadores descubrieron cómo las y los niños decidían sobre sus elecciones.

«Podemos observar comportamientos como la forma en que distribuyen su apariencia para encontrar información útil, cómo van y vienen entre imágenes o si toman tiempo adicional antes de responder», dice la psicóloga Sarah Leckey, de UC Davis.

«Podemos ver si actúan como si tuvieran más o menos confianza», agrega.

Se encontró que, al igual que los adultos, ante una decisión difícil, la reacción es similar: tardan más en responder y cuando se equivocaron fue en situaciones donde tuvieron que buscar una y otra vez las imágenes con más frecuencia. En el caso de encontrar dos láminas similares con lo que les pedía, las y los niños no tardaron tanto en decidir.

Puede parecer todo muy obvio para muchos, pero justamente es en las conductas comunes y diarias las que se necesita estudiar para probar lo que se dice o piensa sobre algo.

Estas reacciones, para los investigadores, es un ejemplo de cómo desde muy pequeños ya desarrollamos una forma de encontrar soluciones ante una situación de incertidumbre y que siempre nos tomará tiempo, sea a temprana edad o ya de adultos, cuando no estemos seguros sobre algo.

Este es solo un estudio con una muestra pequeña y no podría considerarse como la norma establecida. Sin embargo, lo que se buscaba era comprobar alguna de las hipótesis, al menos en una primera etapa de experimentación, sobre cómo utilizamos nuestras habilidades para tomar decisiones.

Estudio: Nature Human Behavior
Fuente: Science Alert

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *