¿No eres bueno en matemáticas? Podría deberse a unas moléculas químicas en el cerebro

Publicado el
¿No eres bueno en matemáticas? Podría deberse a unas moléculas químicas en el cerebro

(iStock)

Al medir la concentración de ciertas moléculas químicas en nuestro cerebro, es posible predecir nuestras habilidades matemáticas. Así lo sugiere un estudio publicado en la revista PLOS Biology el pasado 22 de julio.

Cuestión química

Nuestros complejos sistemas biológicos están determinados por sustancias químicas; pequeñas moléculas que direccionan y controlan la forma en cómo vivimos. Los neurotransmisores, por ejemplo, transportan mensajes entre las neuronas y otras células; por lo tanto, son cruciales para el funcionamiento del cerebro y nuestra vida.

Además, estos mensajeros químicos parecen portar un mensaje igual de importante para cada uno de nosotros: qué tan buenos o malos somos en matemáticas.

La investigación se centró en el glutamato y el ácido gamma-aminobutírico (GABA), ambos neurotransmisores con funciones complementarias. Mientras el glutamato excita las neuronas, el GABA las inhibe, un equilibrio al parecer fundamental para incorporar nueva información. Ambos están relacionados con la plasticidad cerebral y nuestra la capacidad de aprendizaje.

Los dos neurotransmisores fueron observados muy de cerca en la parte del surco intraparietal izquierdo (IPS) del cerebro, ligado a la habilidad matemática.

«En contraste con análisis previos en humanos o animales enfocados en etapas de desarrollo más estrechas, nuestro estudio transversal-longitudinal sugiere que el vínculo entre la plasticidad y la excitación e inhibición del cerebro en diferentes etapas es poco probable que sea inmutable», señala el neurocientífico Roi Cohen Kadosh, de la Universidad de Oxford.

En el estudio participaron 255 personas jóvenes, desde niños de 6 años hasta universitarios. Se buscó poner a prueba sus habilidades para las matemáticas. Al final, los autores combinaron los datos de las dos pruebas realizadas y con exploraciones de resonancia magnética observaron algo muy interesante. Los niveles de neurotransmisores registrados en la primera fecha podían predecir la habilidad matemática en la prueba posterior, un promedio de 1,5 años después

Efecto contrario

Al determinar los niveles de los neurotransmisores, los investigadores encontraron una sorprendente relación. En los niños, los niveles más altos de GABA y los niveles más bajos de glutamato en los IPS fueron asociados con ser mejores en aritmética. En contraste, los voluntarios mayores, con niveles más bajos de GABA y niveles más altos de glutamato, tuvieron un alto desempeño en las pruebas matemáticas.

«Nuestro hallazgo sobre cambios en el desarrollo del vínculo entre GABA, el glutamato y el rendimiento académico destaca un principio general desconocido de plasticidad», explica el Dr. Kadosh.

La razón de este cambio en los niveles de los neurotransmisores aún no es clara. Según los científicos, así como atravesamos diversos cambios durante nuestro crecimiento, estos neurotransmisores comienzan a funcionar de manera diferente en algún punto de la línea entre la infancia y la edad adulta.

Estos hallazgos podrían ser usados en el futuro para encontrar enfoques que mantengan a los niños interesados ​​en las matemáticas, aprovechando los altos niveles de GABA en las primeras fases de desarrollo. «También tienen implicaciones importantes para la mejora de programas de intervención basados ​​en el cerebro, que esperamos examinar en el futuro», finaliza Kadosh.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.