No existe tal cosa como un subidón de azúcar

Publicado el
No existe tal cosa como un subidón de azúcar

Comer azúcar no mejorará tu estado de ánimo, pero podría estar dañando tu salud.

Muchos de nosotros lo hacemos: comer una barra de chocolate furtiva o una dona para pasar la tarde. Sin embargo, vamos a tener que repensar nuestra estrategia: una nueva investigación ha encontrado que consumir bocadillos azucarados no mejora el estado de ánimo, mas bien puede hacer que nos sintamos peor.

Científicos de Alemania y el Reino Unido analizaron datos de 31 estudios previos, en los que participaron casi 1300 adultos, para evaluar los efectos del azúcar en aspectos del estado de ánimo como la ira, el estado de alerta, la depresión y la fatiga.

Sobre los efectos psicológicos del azúcar, algunos estudios encontraron mejoras; otros todo lo contrario.

No obstante, al combinar los resultados de varios análisis, los investigadores concluyeron que las golosinas azucaradas no tienen un efecto positivo en el estado de ánimo, independientemente de la cantidad que se consuma.

De hecho, las personas que consumían azúcar tendían a sentirse más cansadas y menos alertas en la primera hora posterior.

«La idea de que el azúcar puede mejorar el estado de ánimo ha tenido una gran influencia en la cultura popular, tanto que las personas de todo el mundo consumen bebidas azucaradas para estar más alerta o combatir la fatiga. Nuestros hallazgos indican muy claramente que tales afirmaciones no están fundamentadas; en todo caso, el azúcar probablemente te hará sentir peor«, afirmó el autor principal, el Dr. Konstantinos Mantantzis, de la Universidad Humboldt de Berlín.

Un informe publicado el año pasado en la Encuesta Nacional de Dieta y Nutrición producida por Public Health England basado en cifras recopiladas de 2014 a 2016 encontró que muchas personas están excediendo la cantidad recomendada de azúcar por día.

Según el estudio, el azúcar representa el 13,5 por ciento de la ingesta diaria de calorías de los niños de 4 a 10 años y en los adolescentes, el 14,1 por ciento, casi tres veces la cantidad recomendada. En el caso de los adultos el azúcar representa sólo el 11,2 por ciento de su ingesta diaria. Los principales culpables para todas las edades fueron los refrescos, los cereales azucarados, los dulces y el chocolate.

La recomendación oficial del gobierno es limitar el consumo de azúcar a no más del 5 por ciento: alrededor de 30 g o siete cubos de azúcar por día para adultos, 25 g para niños de 11 a 16 años y 20 g para niños de cinco a once años.

Dado que el consumo excesivo de azúcar está relacionado con problemas de salud como la obesidad, la caries dental y la diabetes tipo 2, los autores esperan que sus resultados disuadan a las personas de usar azúcar como una «recarga de combustible» rápida.

«Esperamos que nuestros hallazgos ayuden en gran medida a disipar el mito de la ‘fiebre del azúcar’ e informar sobre las políticas de salud pública para reducir el consumo de azúcar», declaró la coautora, la profesora Elizabeth Maylor, de la Universidad de Warwick.

Fuente: Sciencefocus

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.