Nueva hipótesis explica tendencia a la disminución del recuento espermático

Publicado el
Nueva hipótesis explica tendencia a la disminución del recuento espermático

(Google Images)

A partir de la década de 1970 existe una reducción en el conteo de espermatozoides que parece no dar marcha atrás, según un estudio publicado en 2017. Desde entonces la preocupación por la fertilidad masculina ha servido de excusa para una serie de afirmaciones cuestionables. Recientemente, un grupo de investigadores propuso una hipótesis alterna para explicar este fenómeno, de forma que la comunidad masculina pueda respirar con tranquilidad.

Preocupación por los espermatozoides

Desde hace un tiempo se teje una preocupación debido a que diversos estudios han señalado una disminución en el recuento de espermatozoides, sobre todo en hombres de países «occidentales».  La intranquilidad no viene sola, sino acompañada de una serie de afirmaciones apocalípticas sobre el futuro de la humanidad.

La exageración tampoco falta, más aún cuando estudios como el metaanálisis realizado por Hagai Levine, Shanna Swan y sus colegas en el 2017 son usados como bandera de discriminación, por grupos supremacistas blancos que excusan sus acciones en el peligro de la infertilidad masculina. Los resultados del trabajo de Levine, indican que la concentración de espermatozoides en hombres de Occidente ha disminuido un 59.3% desde 1973.

Marion Boulicault y sus colegas de la Universidad de Harvard y la Universidad de Adelaide aseguran que lo conocido hasta ahora gracias al estudio de meta regresión más grande hasta la fecha, ha repercutido drásticamente en la comunidad científica. Además, opinan que la comunidad masculina global ha tomado parte en la discusión debido a las afirmaciones públicas de los científicos en los que alertan sobre las implicancias de este hecho en la sociedad.

En su más reciente trabajo publicado en Human Fertility, se ha denominado Hipótesis de disminución del recuento de espermatozoides (Sperm Count Decline, SCD) a todas las suposiciones explícitas hechas colectivamente sobre esta medida de la fertilidad en los hombres.

Hipótesis alterna

El equipo de Boulicault no busca desacreditar los datos de la investigación de Levine. Ellos han empleado los datos obtenidos para demostrar algunas inconsistencias de la SCD y proponen una hipótesis alternativa: la hipótesis de biovariabilidad del recuento de espermatozoides (Sperm Count Biovariability, SCB). Como su nombre lo dice, sugiere que el recuento de las células sexuales masculinas varía ampliamente, por una serie de factores no necesariamente patológicos, sino característicos de la especie humana.

Los autores del estudio aseguran que las afirmaciones y argumentos dramáticos sobre la reducción espermática tienen como base una serie de suposiciones científicamente erróneas y éticamente problemáticas. Por ejemplo, aclaran que la disminución en el recuento espermático no se traduce como una reducción de la fertilidad. La creencia extendida de que la fertilidad aumenta con la cantidad de espermatozoides no tiene evidencia científica que la respalde.

Los trabajos de Shanna Swan reunidos en su libro Count Down, proponen que una de las causas de la disminución espermática es la exposición a sustancias químicas disruptivas del sistema endocrino, como los microplásticos y sus aditivos. Sin embargo, en la Hipótesis de biovariabilidad, sus autores explican que el mecanismo causal propuesto no tiene respaldo en los patrones geográficos e históricos del recuento de espermatozoides en la población promedio.

Además, el reciente trabajo hace un llamado de atención por el uso de las etiquetas utilizadas en las dos categorías del metaanálisis: «occidental» y «otro». Explican que estas dos etiquetas son científicamente incorrectas y reafirman suposiciones racistas y coloniales poco éticas al momento de diseñar un estudio.

En conclusión no existe evidencia sólida para suponer que un recuento espermático alto sea el óptimo, ni que la cantidad de espermatozoides de 1970 o décadas sirva como línea base. Es normal que la concentración espermática varíe entre la especie y en cada individuo, eso no significa que sea algo patológico o afecte el bienestar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.