Nueva reconstrucción digital muestra a un bebé T. Rex como un monstruo muy lindo

4

Dientes tan largos como tu antebrazo. Garras tan grandes como tu mano. El poderoso rey cretáceo de los ‘lagartos tiranos’, Tyrannosaurus rex, ¿no es la cosa más adorable que hayas visto?

De acuerdo, el de arriba no es un video real de un bebé T. rex. Es una reconstrucción realizada por paleontólogos en el Museo Americano de Historia Natural, que muestra cómo creen que podrían haber sido: pequeños y esponjositos pajaritos con rostro tierno.

Aunque no tenemos muchos restos de T. rex para estudiar, no es imposible que salgan con pelusa para mantener a sus pequeños cuerpos en crecimiento y camuflados por seguridad.

A medida que crecieron y sus pieles se engrosaron, tal vez ya no hubieran necesitado sus plumas para camuflaje; después de todo, no había muchos depredadores en el Cretácico que pudieran enfrentarse a un T. rex por lo que no había necesidad de esconderse.

La mayoría de las crías indefensas de T. rex nunca llegaron al primer año.
Crédito: Copyright AMNH / D. Finnin

Es posible que nunca lo sabremos; tal vez el bebé T. rex estaba desnudo y escuálido, como un pájaro cantor, en lugar de estar ya cubierto de plumas cuando emergen del huevo, como una gallina o un avestruz.

El bebé T. rex se construyó como parte de la gran exposición del Museo Americano de Historia Natural que se centra exclusivamente en el dinosaurio, T. rex: The Ultimate Predator, que se abre el lunes 11 de marzo y se cierra el 9 de agosto de 2020.

Fuente: Live Science.

Compartir.

Acerca del Autor

Yo soy Robotitus, el administrador de esta página. Si gustas puedes llamarme Titus.

4 comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: