Nueva técnica permite conocer el efecto del covid-19 prolongado

Publicado el
Nueva técnica permite conocer el efecto del covid-19 prolongado

(Alexander Matheson)

Uno de cada diez pacientes de covid-19, continua experimentando síntomas durante meses, así la etapa inicial ya haya terminado. El covid prolongado puede presentar más de 200 síntomas, como mareos, diarrea, fatiga, confusión mental, debilitamiento muscular, entre otros.

Ahora se ha desarrollado una técnica de imagen que permite revelar la fuente del problema respiratorio de los pacientes. «Los hallazgos nos permitieron mostrar un impacto fisiológico en los pulmones del paciente que se correlacionó con sus síntomas», dijo Michael Nicholson, del St. Joseph’s Health Care London.

Inhalación de gases

Los investigadores pidieron a 40 voluntarios, 34 con síndrome de post-covid agudo y 6 sin él, que inhalaran un isótopo de gas xenón polarizado. Este gas tiene una frecuencia característica en la resonancia magnética, facilitando la observación de las vías respiratorias y los vasos sanguíneos en tiempo real.

En los escaneos se puede observar el daño ocasionado a los vasos pulmonares, y la efectividad reducida en el intercambio gaseoso. Aunque no se sabe si es el virus el que causa el daño o es la respuesta del cuerpo.

«Vimos en la resonancia magnética que la transición del oxígeno a los glóbulos rojos estaba deprimida en los pacientes sintomáticos que habían tenido COVID-19, en comparación con los voluntarios sanos», indicó Grace Párraga, de la la Universidad de Western.

«En pacientes sintomáticos después de la COVID-19, incluso si no han tenido una infección lo suficientemente grave como para ser hospitalizados, estamos observando esta anomalía en el intercambio de oxígeno a través de la membrana alveolar hacia los glóbulos rojos».

Posibles mecanismos

El daño vascular no solo se refleja en las resonancias magnéticas. Las tomografías computarizadas confirman igualmente las anomalías en los vasos sanguíneos más finos de nuestros pulmones. Un estudio anterior ya había demostrado un cambio en la distribución de la sangre de vasos sanguíneos más pequeños a más grandes dentro de los pulmones de pacientes hospitalizados con covid-19.

Esto se debe a que es también una enfermedad vascular, por lo que las partículas del virus se dirigen directamente a las células endoteliales, que recubren las paredes de los vasos sanguíneos y el corazón.

Pueden ser varios los mecanismos que alteran el intercambio de gases. Según una hipótesis, los patrones de flujo sanguíneo desvían la sangre de las regiones donde se produce el intercambio. Otra hipótesis apunta a la existencia de un bloqueo físico que impide a la sangre llegar hasta ahí.

El mecanismo detrás de esta anomalía aún no está claro, pero sea cómo sea, el virus es capaz de afectar el sistema circulatorio. De acuerdo con los científicos, el pequeño tamaño de la muestra limita su capacidad de generalizar, pero instan a realizar más investigaciones.

Los resultados del estudio se publicaron en Radiology.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.