Nueva tecnología utiliza un análisis de sangre para determinar si un tratamiento contra el cáncer está funcionando

Publicado el
Nueva tecnología utiliza un análisis de sangre para determinar si un tratamiento contra el cáncer está funcionando

(National University of Singapore)

Científicos suman una ventajosa tecnología en la lucha contra el cáncer, gracias a un dispositivo con nanoestructuras que utilizan muestras de sangre para determinar si un tratamiento está funcionando.

Vesículas diminutas

El cáncer es un enemigo silencioso que al ser detectado, la rapidez en la que se aplica el tratamiento es determinante para superar la enfermedad. En ese sentido, cumplen un papel fundamental las tecnologías empleadas para medir la eficacia del tratamiento. Éstas requieren de un proceso complejo y de biopsias de tejido invasivas, lo que limita su utilidad clínica para realizar el seguimiento del tratamiento del cáncer.

Sin embargo, una nueva tecnología que utiliza análisis de sangre determina en una hora si el fármaco aplicado ha tenido éxito combatiendo las células cancerosas. Los científicos la bautizaron como ExoSCOPE, cuyas siglas en inglés se traducen como «monitoreo de vesículas extracelulares de la ocupación química de moléculas pequeñas y la expresión de proteínas». Su trabajo se encuentra publicado en Nature Nanotechnology.

ExoSCOPE funciona buscando vesículas extracelulares (VE) en la sangre. Cuando una célula cancerosa ha sido afectada por un fármaco secreta vesículas con trazas de ese fármaco. De hecho, las células usan estos organelos de diámetro 100 veces menor al de un cabello para expulsar sustancias propias de su metabolismo, pero en el caso de las células afectadas expulsan los restos del fármaco.

Shao Huilin,  especialista en biofísica de la Universidad Nacional de Singapur y líder la investigación, asegura que «con ExoSCOPE, conseguiremos medir directamente los resultados de la eficacia de los medicamentos dentro de las 24 horas posteriores al inicio del tratamiento. Esto reducirá significativamente el tiempo y el costo de la monitorización del tratamiento del cáncer».

Nanoestructuras

Dado que las VE son extremadamente pequeñas como para observarse con un microscopio estándar, ExoSCOPE utiliza millones de nanorings de oro. Dichas nanoestructuras permiten observar fenómenos cuantificados que normalmente no son posibles de ver, y así amplificar las señales de las drogas farmacéuticas transportadas en los VE.

Además, ExoSCOPE  es capaz de monitorear la dinámica de los medicamentos a lo largo del tiempo, verificando cómo funcionan los tratamientos o la resistencia de la célula frente a ellos. De esta forma, la tecnología brinda a los profesionales médicos una imagen completa del desarrollo del tratamiento en un período de tiempo muy corto.

«Este método requiere sólo una pequeña cantidad de muestra de sangre para el análisis y cada prueba tarda menos de una hora en completarse», dice Shao Huilin. «Por lo tanto, es menos invasivo y aún más informativo. Así, los médicos podrán monitorear la respuesta de un paciente al tratamiento con más regularidad durante el transcurso del tratamiento y hacer ajustes oportunos para personalizar el tratamiento a fin de obtener mejores resultados».

Un ensayo clínico en el que participaron 106 pacientes de cáncer de pulmón respalda esta tecnología. El ExoSCOPE aplicado en ellos tuvo una precisión de 95% al determinar la efectividad del fármaco.

Este despliegue de tecnología demuestra el progreso de los científicos en lucha contra el cáncer, no solo desarrollando tratamientos sino también asegurándose de que estos funcionen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.