Nuevas detecciones en un magnetar podrían ampliar la definición de ráfagas rápidas de radio

Publicado el
Nuevas detecciones en un magnetar podrían ampliar la definición de ráfagas rápidas de radio

Los magnetares son los mejores candidatos para explicar uno de los fenómenos astrofísicos que más nos intrigan actualmente: las ráfagas rápidas de radio (FRB). Ahora, un equipo internacional de astrónomos ha detectado nuevas ráfagas rápidas de radio y rayos X en los datos de las observaciones de un magnetar a 14.600 años luz.

El estudio, que promete arrojar luz sobre el misterio de las FRB, ha sido aceptado en The Astrophysical Journal y está disponible en arXiv.

Magnetares

Los magnetares son estrellas de neutrones con campos magnéticos extremadamente fuertes. Estos son cuatrillones de veces más fuertes que el campo magnético de nuestro planeta. La desintegración de los campos magnéticos en los magnetares impulsa la emisión de radiación electromagnética de alta energía. Aquí encontramos, por ejemplo, a los rayos X y ondas de radio.

El magnetar utilizado en el estudio se llama 1E 1547.0– 5408. Las observaciones muestran que ha experimentado al menos tres estallidos (el último fue en 2009) durante los cuales se emitieron varios estallidos energéticos cortos.

Sin embargo, las emisiones de este magnetar están un poco fuera de la definición de ráfagas rápidas de radio tal y como las entendemos. Según el astrónomo Gianluca Israel del Observatorio Astronómico de Roma en Italia, significa que es posible que la definición deba extenderse un poco.

Ráfagas rápidas de radio

Las ráfagas rápidas de radio representan un misterio aún por resolver. En su mayoría son impredecibles y extremadamente poderosas. Duran solo milisegundos y pueden descargar tanta energía como cientos de millones de soles. La mayoría de las pocas docenas de fuentes que hemos detectado hasta la fecha solo han estallado una vez. Esto ha hecho que sea casi imposible precisar qué los causa.

Sin embargo, a fines de abril de este año, una detección nos salvó la vida: el magnetar SGR 1935+2154 escupió una ráfaga que se ajustó perfectamente al perfil de un FRB. Este evento se confirmó oficialmente como una FRB 200428, a principios de noviembre.

Pero este magnetar no había acabado de sorprender. Desde entonces, ha seguido emitiendo más ráfagas de radio menos potentes, pero consistentes con el perfil de una FRB.

Con este precedente, los astrofísicos que participaron del estudio decidieron observar a 1E 1547.0-5408. Este magnetar es conocido por su actividad intermitente, durante la cual emite ráfagas de rayos X y ondas de radio. Efectivamente, luego de revisar los datos, los científicos encontraron dos ráfagas de radio.

Ambas detecciones tenían características diferentes a lo que uno esperaría de una FRB, pero eran similares a las más débiles detectadas en SGR 1935+2154.

Esto, unido a otras características de ambos objetos, sugería que puede haber alguna variación en las FRB. La información recolectada, además, podría ayudar a restringir los mecanismos que las causan y averiguar de dónde provienen.

«La fenomenología de las ráfagas de radio de magnetares nos dice que podrían ser responsables de al menos una fracción de los FRB observados hasta ahora en otras galaxias», dijo Israel.

Por el momento solo nos queda seguir observando. Con el tiempo podríamos construir un catálogo de ráfagas de radio que varían en intensidad y duración. Como todavía se desconoce la naturaleza física de las FRB, podría ser importante para mejorar nuestra comprensión de estos misteriosos fenómenos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *