Nuevo caso de lepra alerta el aumento de su incidencia en Florida

Publicado el
Nuevo caso de lepra alerta el aumento de su incidencia en Florida

La lepra, también conocida como enfermedad de Hansen, es causada por una bacteria de crecimiento lento llamada Mycobacterium leprae. Alrededor del 95 por ciento de las personas son genéticamente resistentes a la bacteria. Steve Gschmeissner/Science Source

La lepra es una enfermedad tropical desatendida que aún persiste en más de 120 países. Aunque en la mayoría ha sido eliminada como «problema de salud pública», en otros países los casos están aumentando, lo que genera alerta.

Recientemente, en el estado de Florida, Estados Unidos, se diagnosticó a un hombre de 54 años con esta enfermedad ancestral. Este caso se suma a las alertas recientes de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) por los primeros casos de malaria adquirida localmente en dos décadas, cuatro de los cuales fueron identificados en Florida.

 

Enfermedad tropical desatendida

La incidencia de la lepra ha aumentado en el sur de los Estados Unidos desde el año 2000, con un fuerte incremento en los estados del sureste durante la última década. Florida central ahora representa casi una quinta parte de los casos del país. Sin embargo, cada vez menos casos de lepra en Estados Unidos se diagnostican en personas nacidas fuera del país, y un número creciente de casos informados parece carecer de factores de riesgo típicos de la enfermedad.

En el reporte del reciente caso, dermatólogos explican que estas tendencias «contribuyen a la creciente evidencia de que la lepra se ha vuelto endémica en el sureste de los Estados Unidos«.

La lepra o enfermedad de Hansen es una enfermedad infecciosa crónica causada por las bacterias Mycobacterium leprae y M. lepromatosisdescubierta más recientemente. Es una enfermedad tropical curable pero desatendida, que todavía ocurre en más de 120 países y genera mucho estigma alrededor del paciente.

Cada año se informan alrededor de 150 casos de lepra en los Estados Unidos, mientras que a nivel global se notifican más de 200,000 nuevos casos. Se han detectado cepas únicas de M. leprae en pacientes estadounidenses, aunque la mayoría de los casos son personas que han viajado desde países donde la lepra está presente o es endémica.

 

Buscando el origen de la infección

Otros factores de riesgo incluyen la exposición a animales como los armadillos de nueve bandas, que albergan M. leprae, y el contacto cercano prolongado con alguien con lepra no tratada, transmitida a través de gotitas de la nariz y la boca. Pero el hombre de 54 años, residente de toda la vida en Florida, dijo a los rastreadores de contactos que no había viajado ni tenido contacto con personas conocidas con lepra o armadillos. Aun así, trabaja como paisajista y pasa mucho tiempo al aire libre.


El hombre se presentó en una clínica de dermatología con una erupción dolorosa y lesiones en la piel que aparecieron primero en los pies y los brazos, y luego progresaron al tronco y la cara. Las biopsias confirmaron el diagnóstico de lepra y se alertó a los funcionarios de salud pública, siguiendo los protocolos nacionales.

«Al aumentar los esfuerzos de los médicos locales para informar la incidencia y respaldar más investigaciones sobre las rutas de transmisión, se puede hacer un esfuerzo congruente para identificar y reducir la propagación de la enfermedad».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *