Otro estudio descubre microplásticos en el cuerpo humano, esta vez en coágulos sanguíneos

Publicado el
Otro estudio descubre microplásticos en el cuerpo humano, esta vez en coágulos sanguíneos

Representación de microplásticos encontrados en coágulos de sangre. / Robotitus/Playground

Investigadores en China han encontrado microplásticos en coágulos sanguíneos extraídos quirúrgicamente de arterias en el corazón y el cerebro, así como en venas profundas de las piernas. El hallazgo, publicado en eBioMedicine, agrega nuevas evidencias a la creciente preocupación sobre los efectos de los microplásticos en la salud humana.

El estudio, aunque limitado a 30 pacientes, revela una posible asociación entre la presencia de microplásticos en los coágulos sanguíneos y la gravedad de enfermedades cardiovasculares. 

Estos pacientes, con una edad promedio de 65 años y diversas historias de salud, habían sufrido un accidente cerebrovascular, un ataque al corazón o trombosis venosa profunda, una condición en la que se forman coágulos en las venas profundas, típicamente en las piernas o la pelvis.

Dimero D

Utilizando técnicas avanzadas de análisis químico, los investigadores detectaron microplásticos de varias formas y tamaños en 24 de los 30 coágulos estudiados. Los plásticos más comunes encontrados fueron el policloruro de vinilo (PVC) y el polietileno (PE), utilizados frecuentemente en la construcción y en productos cotidianos como botellas y bolsas de plástico. Además, se identificó poliamida 66, común en tejidos y textiles.

Este descubrimiento sigue a un estudio realizado a principios de este año, que halló microplásticos en más del 50% de los depósitos grasos en arterias obstruidas. Aunque ese estudio involucró a 257 pacientes durante un período de 34 meses, la nueva investigación refuerza la hipótesis de que los microplásticos pueden influir negativamente en la salud vascular.

Uno de los hallazgos más preocupantes del estudio fue que los pacientes con niveles más altos de microplásticos en sus coágulos también presentaban niveles elevados de dímero D, un fragmento proteico que se libera cuando los coágulos sanguíneos se descomponen. Esto sugiere que los microplásticos podrían estar contribuyendo a la formación y persistencia de los coágulos sanguíneos.

Los investigadores destacan en su informe la necesidad urgente de investigaciones adicionales con una muestra de mayor tamaño para identificar las fuentes de exposición a los microplásticos y validar las tendencias observadas. 

Impacto

Estos hallazgos se suman a la evidencia previa de la presencia de microplásticos en tejidos pulmonares y muestras de sangre humana. Esto subraya cómo estas partículas microscópicas pueden ingresar a nuestros cuerpos desde el medio ambiente y potencialmente exacerbar problemas de salud.

El campo de estudio sobre los microplásticos está avanzando rápidamente, pasando de la detección en tejidos humanos a la investigación de sus efectos en células y modelos animales, y ahora a la elucidación de sus impactos en la salud humana. 

Este ritmo de progreso es crucial, especialmente dado que la producción de plásticos sigue aumentando, impulsada por las compañías de combustibles fósiles que buscan nuevos mercados ante la disminución de sus negocios tradicionales.

La omnipresencia de los microplásticos en el medio ambiente y en productos de uso diario hace que la exposición humana a estos contaminantes sea inevitable. Como advierten Wang y sus colegas, los microplásticos representan una preocupación creciente debido a su presencia generalizada y sus posibles implicaciones para la salud

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *