Paleontólogos calculan con gran precisión el tamaño del gigantesco megalodón

Publicado el
Paleontólogos calculan con gran precisión el tamaño del gigantesco megalodón

Representación artística del famoso depredador cretásico / Herschel Hoffmeyer

En este punto, cualquiera que esté interesado en paleontología (o en películas de acción de serie B) debe conocer a los megalodones. Sin embargo, no es hasta ahora que los científicos han podido calcular el tamaño de estos gigantes tiburones con gran precisión. Los resultados del estudio fueron publicados Scientific Reports.

Famosos e incompletos

Los megalodones (Otodus megalodon) vivieron en la Tierra desde hace 23 a 3,6 millones de años y aunque son famosos en la cultura popular, los científicos aún saben poco sobre su biología. Lamentablemente aparte de numerosos dientes, casi no quedan fósiles de esta especie.

Los científicos hablan con relativa confianza solo sobre la longitud máxima de O. megalodon. A juzgar por el tamaño de los dientes, los adultos de esta especie crecieron hasta los 16 metros.

Sin embargo, se sabe menos sobre sus proporciones. Por lo general, se reconstruyen simplemente como tiburones blancos agrandados (Carcharodon carcharias), ya que se creyó que era el pariente vivo más cercano.

Sin embargo, los paleontólogos aún dudan de las relaciones evolutivas de los megalodones. Ahora se les relaciona a la extinta familia Otodontidae y se les considera descendientes de tiburones del género Cretalamna, que vivieron desde el Cretácico Superior hasta el Eoceno. Esto significa que los tiburones blancos no están tan cerca de los megalodones y no pueden servir como el único modelo para reconstruir su anatomía.

El estudio

Ahora un equipo de expertos de la Universidad de Swansea decidió reevaluar las proporciones de megalodón, teniendo en cuenta información sobre sus lazos familiares. Como base, tomaron datos sobre cinco especies modernas de tiburones del orden Lamniformes.

Además del gran tiburón blanco, la lista incluye el marrajo común (Isurus oxyrinchus), el salmón (Lamna ditropis) y el tiburón arenque (L. nasus). Todas estas especies son grandes depredadores activos.

Los investigadores compararon 24 medidas anatómicas de tiburones modernos en diferentes etapas de desarrollo con datos sobre los dientes de O. megalodon y presentaron una nueva reconstrucción del depredador.

Megalodón comparado con un ser humano / Catalina Pimiento et al. – Scientific Reports, 2020

Los resultados

Según la Dra. Catalina Pimiento, líder del estudio, en un adulto de 16 metros, la longitud de la cabeza era de 4,65 metros. Además, la longitud de la cola era de 3,85 metros y la altura de la aleta dorsal era de 1,62 metros. En general, los megalodones parecen ser más robustos de lo que se pensaba.

La nueva reconstrucción permite una mejor comprensión del estilo de vida del megalodón. Según los autores, estos depredadores podrían realizar lanzamientos cortos y rápidos a sus presas y nadar durante mucho tiempo a velocidades más bajas.

Así mismo, el gran tamaño de la cabeza confirma que O. megalodon tenía una mordida más potente que la de un tiburón blanco. Esto le pudo permitir cazar grandes mamíferos marinos.

Los megalodones prosperaron en los mares cálidos del Plioceno y el Mioceno. Sin embargo, hace unos tres millones de años, desaparecieron repentinamente. Por lo tanto, podemos estar seguros que este tiburón gigante ya no merodea los océanos actuales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *