Paleontólogos descubren un dinosaurio emplumado, chimuelo y con solo dos dedos

Publicado el
Paleontólogos descubren un dinosaurio emplumado, chimuelo y con solo dos dedos

Representación artística de cómo pudieron lucir los Oksoko arvana / Gregory F.Funston - Royal Society Open Science, 2020

Una curiosa criatura emplumada deambuló a finales del cretácico, en lo que hoy es el desierto de Mongolia. Según la investigación se trató de un dinosaurio de casi 2 metros que tuvo dos dedos y un pico parecido al de los loros modernos. Los resultados del estudio fueron publicados en la Royal Society Open Science.

Expertos dirigidos por Gregory F. Funston de la Universidad de Edimburgo bautizaron como Oksoko avarsan al dinosaurio recién descubierto. “Oksoko” es un águila de tres cabezas en la mitología altaica y el animal prehistórico recibió ese nombre porque uno de los hallazgos contenía los restos entrelazados de tres individuos a la vez.

Los oviraptores

Los dinosaurios del grupo oviraptorosauria estaban muy extendidos en Asia y América del Norte durante el Cretácico, hace 130-66 millones de años. Entre otros terópodos, se destacaron por sus mandíbulas desdentadas, que se asemejaban al pico de un loro, así como por su tamaño relativamente pequeño.

Los oviraptores y sus parientes son de especial interés, ya que se cree están cerca de los antepasados ​​de las aves modernas. Los representantes de este grupo incluso adquirieron algunas características aviares como un plumaje bien desarrollado y tendencia a incubar huevos. Al explorarlos, podemos aprender más sobre cómo los pequeños dinosaurios carnívoros se convirtieron gradualmente en aves.

Ahora los expertos han completado con éxito el linaje oviraptorosaurio. Durante el estudio de los materiales recolectados en la Formación Nemeget del Cretácico Superior en el desierto de Gobi), encontraron varios esqueletos de un dinosaurio depredador desconocido para la ciencia.

El descubrimiento

El hallazgo más interesante fueron los tres esqueletos entrelazados. Aunque también se encontraron otros ejemplares en los museos de Mongolia, gracias a los cuales se pudo recolectar un esqueleto casi completo del dinosaurio. Resultó ser un representante de la familia Oviraptoridae. Anteriormente, al menos seis géneros de este grupo (y nueve géneros de oviraptorosaurios) se encontraron en el norte de China y Mongolia.

Como otros oviraptóridos, O. avarsan tenía un pico sin dientes característico y tenía dos metros de longitud. Sin embargo, la estructura de sus extremidades anteriores era única para este grupo: solo tenían dos dedos. Aunque en algunas especies estrechamente relacionadas la longitud del tercer dedo también disminuyó, en ninguna de ellas se perdió por completo.

Según los autores, los antepasados ​​de los oviraptóridos comenzaron a perder dedos en las patas delanteras después de asentarse en la actual zona del Gobi. Aquí, los oviraptores dominaron nuevos nichos ecológicos que no requerían patas delanteras bien desarrolladas. La capacidad de evolucionar rápidamente después de establecerse en nuevos territorios explica por qué los oviraptorosaurios engendraron tantas especies nuevas al final del Cretácico.

El hecho de que varios individuos estuvieran juntos al morir puede indicar un estilo de vida gregario, al menos a una edad temprana. Esta es la primera evidencia confiable de tal comportamiento en los oviraptóridos.

Aunque posiblemente nunca sepamos todo sobre los dinosaurios, cada vez entendemos más. Hace poco aprendimos que también sufrían tipos de cáncer que nos atacan a nosotros. Y en agosto los científicos encontraron una especie que tenía sus huesos llenos de aire.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *