Paleontólogos identifican el fósil de un dinosaurio «sin precedentes» acorazado con un collar de púas

Publicado el
Paleontólogos identifican el fósil de un dinosaurio «sin precedentes» acorazado con un collar de púas

(The Natural History Museum)

Científicos identifican un fósil de dinosaurio «sin precedentes» y sin comparación en el reino animal.

Collar de púas africano

Ankylosauria es un grupo de dinosaurios acorazados cuyos miembros fueron constituyentes importantes de los ecosistemas del Cretácico. Recientemente se ha revelado el fósil más antiguo de anquilosaurio, con una serie de púas fusionadas a una costilla. El descubrimiento se realizó en las montañas del Atlas Medio de Marruecos, lo que convierte a esta especie en el primer anquilosaurio hallado en África.

Por estas características, la Dra. Susannah Maidment, investigadora de la Universidad de Birmingham que describió la nueva especie, le ha puesto de nombre Spicomellus afer.  Spicomellus que significa «collar de púas» y afer «de África».

En el mismo sitio se había hallado tiempo atrás el estegosaurio más antiguo jamás encontrado. “Marruecos parece tener algunas joyas reales en términos de descubrimientos de dinosaurios. En solo este sitio hemos descrito tanto el estegosaurio más antiguo como el anquilosaurio más antiguo que hayamos visto.»

Los dinosaurios de la familia Stegosauridae estaban cubiertos por una fila de placas óseas a lo largo de su espalda. Por ello, los investigadores al inicio pensaron que el espécimen era parte de un estegosaurio. No solo eso, llegaron a suponer que podría ser falso, debido a lo inusual que es. «No tiene precedentes y no se parece a nada en el reino animal».

Coexistir por millones de años

La tomografía computarizada mostró que una sección transversal de la base del espécimen tiene un patrón de trama cruzada en el hueso exclusivo de los anquilosaurios. Así le pusieron fin a sus dudas. Estaban frente al fósil de una especie de anquilosaurio no descrita hasta el momento.

“Los anquilosaurios tenían púas blindadas que generalmente están incrustadas en la piel y no fusionadas con los huesos. En este espécimen vemos una serie de púas adheridas a la costilla, que deben haber sobresalido por encima de la piel cubierta por una capa de algo parecido a la queratina ”.

Hay muy poca evidencia de los anquilosaurios, por eso conocemos más de sus parientes más famosos, los estegosaurios. Aunque sí sabemos que vivieron durante todo el período Cretácico.

En ese sentido, el nuevo hallazgo que data del Jurásico medio (168 millones de años), aporta importante información sobre el grupo y sobre la evolución de los dinosaurios; sugiriendo que los anquilosaurios tenían una distribución global.

El descubrimiento también cuestiona una teoría anterior, la cual indica que los anquilosaurios superaron a los estegosaurios y llevaron a su extinción. Ahora se explica que los dos grupos coexistieron durante más de 20 millones de años, lo cual implica que la extinción de los estegosaurios habría ocurrido por otras razones.

«Cuando las circunstancias lo permitan, esperamos regresar y trabajar con nuestros colegas de la Universidad de Fez para ayudarlos a establecer un laboratorio de paleontología de vertebrados a fin de que se puedan estudiar más hallazgos en Marruecos».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.