Pasar más tiempo al aire libre garantiza un mejor sueño y buen humor, afirma un nuevo estudio

Publicado el
Pasar más tiempo al aire libre garantiza un mejor sueño y buen humor, afirma un nuevo estudio

El aire libre tiene positivos efectos psicológicos. / PxFuel

Una mayor exposición a la luz y al aire libre pueden tener un efecto significativo en el estado de ánimo. Un nuevo estudio sugirió que salir con más frecuencia mejora el sueño e incluso reduce el riesgo de caer en depresión. Los detalles fueron publicados en el Journal of Affective Disorders.

Pasar tiempo a la luz natural durante el día es tan importante como evitar la luz artificial durante la noche. Esto ya lo conocíamos por investigaciones previas. Ahora, el psicólogo e investigador del sueño Sean Cain de la Universidad Monash (Australia) acaba de encontrar lo mismo analizando una gran base de datos.

“Los seres humanos evolucionaron en un entorno con una clara distinción entre el día y la noche, pero nuestros entornos modernos han difuminado esta distinción”, se explica en el artículo. 

Big data

El equipo observó datos derivados de 400,000 personas, a quienes les hicieron preguntas sobre su estado de ánimo, medicamentos y el tiempo que pasaban al aire libre. El nombre de esta base de datos es UK Biobank, un gran estudio de adultos del Reino Unido que recopila información de salud.

Cain también es conocido por sus estudios y experimentales previos. En ellos demostró la correlación entre las luces artificiales y sus efectos negativos sobre el sueño y los ritmos circadianos.

Además, el mal estado de ánimo y la falta de sueño adecuado han sido evidentes en personas que pasan menos tiempo a la luz natural. Las actividades como las caminatas al aire libre ofrecen una gran cantidad de beneficios. Por ejemplo, reduce las posibilidades de desarrollar diabetes, demencia o depresión, y mejoran el funcionamiento del sistema cardiovascular.

Luz y melatonina

La secreción de la hormona del sueño se interrumpe si una persona pasa más tiempo bajo luz artificial independientemente de la hora del día. Los expertos australianos recordaron que actualmente casi todos los hogares urbanos están expuestos a luces brillantes. Éstas pueden suprimir la melatonina hasta en un 50%, dependiendo de la sensibilidad a las luces artificiales.

El último estudio encontró que las probabilidades de depresión, menor uso de antidepresivos y mayor felicidad estaban relacionadas con una hora adicional de exposición a la luz natural. Los datos de observación de igual forma revelaron que los madrugadores tienden a pasar más tiempo a la luz natural que los noctámbulos.

Asimismo, el estudio subrayó el problema de quienes trabajan contra el reloj natural de su cuerpo, revelando un ritmo circadiano alterado. Este fenómeno normalmente se observa en personas que trabajan en turnos y puede causar un impacto significativo en la salud mental.

Los resultados son algo esperados, basados ​​en lo que sabemos sobre la luz, la naturaleza, los patrones de sueño y los estados de ánimo. Si embargo, lo que es alentador ver es un estudio tan considerable que demuestra los efectos de pasar más tiempo al aire libre. Ahora toca salir a caminar más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.