Piel artificial puede sentir 1000 veces más rápido que los nervios humanos  

0

Un equipo de investigación de la Universidad Nacional de Singapur (NUS) acaba de presentar una cubierta electrónica (e-skin) que puede detectar el contacto 1 000 veces más rápido que el sistema nervioso humano.

El avance, publicado en la revista Science Robotics el jueves 18 de julio, podría abrir el camino a robots mucho más ágiles e incluso podría proporcionar un mejor sentido del tacto para las prótesis que se emplean en humanos.

La piel electrónica se denomina Asynchronous Coded Electronic Skin (ACES) y está inspirada en el sistema nervioso sensorial humano.

La e-piel detecta señales y diferencia el contacto físico como un ser humano. Pero a diferencia de los bultos de nervios en la piel humana, el sistema nervioso electrónico está hecho de una red de sensores, conectados con un solo conductor eléctrico.

De acuerdo con el Profesor Asistente Benjamin Tee, quien dirige el equipo de nueve miembros del Departamento de Ciencia e Ingeniería de Materiales en la Facultad de Ingeniería de la NUS, el sentido del tacto es un elemento integral para ayudar a los humanos a navegar el mundo físico, «sin él, incluso perderíamos nuestro sentido del equilibrio al caminar «.

«De manera similar, los robots necesitan tener un sentido del tacto para poder interactuar mejor con los humanos, pero los robots actuales todavía no pueden sentir los objetos muy bien», dijo en un comunicado de prensa.

La piel artificial proporciona un sistema de cableado simple que puede mejorar la capacidad de respuesta de las aplicaciones de inteligencia artificial en robots, aumentando la sensibilidad de la máquina a su entorno y facilitando un funcionamiento más efectivo.

El desarrollo también podría avanzar en el uso de robots inteligentes que puedan realizar tareas de recuperación en desastres o asumir operaciones mundanas, como empacar artículos en almacenes.

La innovación es un inmenso desarrollo de los conjuntos de sensores tradicionales que cuentan con sistemas síncronos que pueden detectar el contacto físico solo uno por uno con cada escaneo.

Sin embargo, la tecnología ACES permite que todos los sensores funcionen simultáneamente, haciendo que la detección sea mucho más rápida.

Funcionando como un sistema nervioso artificial, el sistema de sensor único puede responder 1 000 veces más rápido que el sentido del tacto humano. Incluso puede identificar con precisión la forma, la textura y la dureza de los objetos en 10 milisegundos, lo que es 10 veces más rápido que un abrir y cerrar de ojos, según el equipo de NUS.

Al preguntarle si la alta capacidad de respuesta de la tecnología podría ser demasiado fuerte para su propio bien, el profesor Tee dijo que existe el riesgo de ser demasiado receptivo, pero agregó que el nivel de capacidad de respuesta se puede ajustar de acuerdo con las necesidades de las aplicaciones en las que se está incorporando.

Con la aplicación de esta piel artificial, los robots pueden manejar mejor objetos como puertas y tazas, ajustándose a la presión, la temperatura y la textura, entre muchos otros factores que reflejan el toque humano.

El profesor Tee proyecta que esto podría ayudar a reducir el costo de la producción de manufactura, señalando que la nueva tecnología podría ayudar a las máquinas a completar más de una tarea, como suele ser el caso de las máquinas utilizadas en las industrias manufactureras.

Los dispositivos protésicos y otras interfaces hombre-máquina, como la realidad virtual, también podrían beneficiarse de este avance. Los ensayos clínicos para la implementación de la piel electrónica en dispositivos protésicos ya están en proceso y comenzarán el próximo año con un candidato internacional que implantará una prótesis de mano. Esto podría significar restaurar el sentido del tacto a las personas que necesitan prótesis.

El profesor Tee postula que las máquinas que usan la piel artificial podrían llegar al mercado comercial en dos años. Pero al reconocer que el «campo está progresando rápidamente», los productos comerciales para seres humanos aún deben esperar entre cinco y diez años.

El equipo de NUS dijo que la combinación de ACES con la capa de la piel del sensor transparente, autorreparable y resistente al agua también recientemente desarrollada por el equipo del profesor Tee crea una piel electrónica que se puede reparar por sí misma, como la piel humana. Este tipo de piel electrónica se puede usar para desarrollar prótesis más realistas que ayudarán a las personas discapacitadas a recuperar su sentido del tacto.

Fuente: New Scientist.

Compartir.

Acerca del Autor

Yo soy Robotitus, el administrador de esta página. Si gustas puedes llamarme Titus.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.