Por primera vez, astrónomos presencian vientos colosales que soplan desde una galaxia distante

0

Las galaxias contienen solo el 10 por ciento de la materia visible en el universo. El resto se extiende a través del espacio intergaláctico y circungaláctico, siendo esta última la región que rodea las galaxias. Por primera vez, los astrónomos han descubierto cómo esta área se enriquece con nueva materia.

Teorías han sugerido que el espacio circungaláctico recibe gas y polvo de los vientos galácticos que empujan el material fuera de las galaxias. Desafortunadamente, las observaciones no pudieron explicarlo completamente. Los astrónomos han visto eventos que crean vientos que se extienden más de 30 000 años luz, pero el espacio circungaláctico puede extenderse 10 veces más.

Un equipo estadounidense-británico ha observado directamente un flujo de salida que se extiende por más de 320 000 años luz y que abarca 260 000 años luz de ancho. Los vientos fueron emitidos desde la galaxia masiva SDSS J211824.06 + 001729.4, que ha sido apodada Makani, que significa «viento» en hawaiano. Los hallazgos del equipo han sido publicados en la revista Nature Astronomy.

«Makani no es una galaxia típica», dijo en un comunicado la coautora, la profesora Alison Coil, de la Universidad de California en San Diego. Según Coil, es lo que se conoce como una fusión importante en etapa tardía: dos galaxias masivas combinadas recientemente, que se unieron debido a la atracción gravitatoria que cada una sentía de la otra a medida que se acercaban.

Las fusiones de galaxias a menudo conducen a eventos de explosión de estrellas, cuando una cantidad sustancial de gas presente en las galaxias fusionadas se comprime, lo que resulta en una explosión de nuevos nacimientos de estrellas. Esas nuevas estrellas, en el caso de Makani, probablemente causaron los enormes flujos de salida, ya sea en vientos estelares o al final de sus vidas cuando explotaron como supernovas.

Si bien eventos como este podrían ocurrir varias veces en la vida de una galaxia, son bastante cortos. Así que atrapar una galaxia en el acto no es fácil. El equipo combinó observaciones de uno de los instrumentos más nuevos en el Observatorio Keck, el Keck Cosmic Web Imager, con observaciones de Hubble y ALMA.

(David Tree & Peter Richardson, Games and Visual Effects Research Lab, University of Hertfordshire)

Gracias a esta increíble tecnología, pudieron identificar el flujo de salida extendido, que se cree que se eliminó hace unos cientos de millones de años, así como uno más reciente que se lanzó hace solo unos pocos millones de años. Las propiedades de los dos flujos de salida coinciden con las expectativas de los modelos teóricos.

«El flujo de salida anterior fluyó a grandes distancias desde la galaxia, mientras que el flujo de salida rápido y reciente no tuvo tiempo de hacerlo», explicó el autor principal David Rupke, profesor asociado de física en el Rhodes College.

Rupke y el equipo enfatizan la importancia de estas observaciones. Finalmente tenemos una imagen completa de cómo una galaxia masiva está enriqueciendo el medio circungaláctico.

Fuente: Science Alert

Compartir.

Acerca del Autor

Yo soy Robotitus, el administrador de esta página. Si gustas puedes llamarme Titus.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.