¿Por qué a los gatos les encantan las cajas?

2

No hay una sino varias razones por las que a los gatos les gustan las cajas, pero la principal razón es porque les encanta sentirse seguros y protegidos. Todos los animales tienen diferentes maneras de adaptarse a su entorno. Esta es la forma en la que un gato lidia con el estrés. Si se siente fastidiado o cree que está en problemas simplemente se va a un lugar seguro y cerrado de donde pueda observar pero nadie lo pueda ver.

De hecho, un estudio reciente en la revista Applied Animal Behavior Science descubrió que las cajas pueden ayudar a reducir los niveles de estrés de un gato. Un grupo de gatos que se encontraban en un refugio fueron asignados al azar para recibir una caja y a otros no se les dio nada. Luego de unos pocos días, los investigadores informaron que los gatos que recibieron las cajas se recuperaron más rápido y se adaptaron a su entorno más rápidamente que los gatos sin cajas. 

Entonces, si estás adoptando un gato nuevo, si llevas a tu gato a un lugar que nunca ha visto en su vida o si lo dejas abandonado por un día, los expertos sugieren que coloques unas cuántas cajas por dónde va a estar. Esto les dará inmediatamente escondites que podrá controlar y en donde se sentirá protegido y tranquilo.

Otra razón por la cual a tu gato le encantan las cajas es el calor. La temperatura corporal normal de un gato puede variar de 37 a 39 grados Celsius, o sea es más alta que la de los humanos. Lo cual significa que se sienten más cómodos en entornos de entre 30 y 36 grados. Sin embargo, los humanos mantienen sus casas alrededor de los 22 grados, por lo que las cajas de cartón proporcionan una especie de aislamiento para tu gato.

¿Y cuál es el mejor lugar para la caja de tu gato? Los expertos dicen que lo mejor es colocar la caja a 60 cm de una pared con la abertura hacia allí. Puedes dejar otras cosas ahí adentro como sus juguetes y una toalla para que se sienta más caliente. Si tu gato no se siente bien cuando lo dejas por mucho rato, puedes dejarle una camiseta o una frazada que tenga tu olor en el interior de la caja.

Otro dato que tal vez te pueda interesar es que los gatos no son los únicos miembros de la familia de los félidos a quienes también les gustan las cajas. Leones, tigres y leopardos también las disfrutan. 

Para fuentes y una versión más amena de este artículo pueden ver el siguiente video de El Robot de Colón

Compartir.

Acerca del Autor

Yo soy Robotitus, el administrador de esta página. Si gustas puedes llamarme Titus.

2 comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: