¿Por qué escuchamos relámpagos tiempo después de verlos?

Publicado el
¿Por qué escuchamos relámpagos tiempo después de verlos?

Situación: Durante la noche empieza a llover con mucha fuerza. Se aproxima una tormenta eléctrica. De repente aparecen unos relámpagos en el cielo. Aunque los puedes ver de lejos, no los escuchas en ese momento sino, unos minutos después. ¿Por qué no ocurre al mismo tiempo? 

¿Alguien está jugando con mi mente?

Respuesta: En realidad, tanto el sonido que produce el relámpago- que se suele llamar trueno –  como la luz del mismo ocurren al mismo tiempo, pero la diferencia es la velocidad a la que viajan. La luz es muy rápida. De hecho, es lo que más rápido viaja en el universo. Según la teoría de Relatividad Especial de Einstein, la luz posee un estado único: siempre viaja a la misma velocidad. Nada puede igualar los 300.00 km/s que alcanza la luz en el vacío. 

El sonido, por el contrario, viaja de una manera completamente distinta: a través de ondas de compresión. En la atmósfera terrestre su velocidad puede alcanzar 343 metros por segundo. El sonido tiende a rebotar en las moléculas que existen en aire, lo cual le hace viajar en todas las direcciones. Mientras más lejano te encuentres de la fuente que originó el sonido, más te demorarás en escucharlo. Es por ello que si escuchas el estruendo de un relámpago con cierta rapidez y claridad es porque la descarga ocurrió muy cerca. 

Conclusión: Si ver y escuchar los relámpagos a la misma vez quieres, muy cerca de ellos estar debes. 

Nos vemos.

Si quieres conocer más sobre rayos y centellas puedes ver este video. 

Fuente: Sciencefocus, BBC

Relacionado:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *