Por qué la atmósfera sigue aumentando CO2 si todos estamos encerrados haciendo pan casero

Publicado el
Por qué la atmósfera sigue aumentando CO2 si todos estamos encerrados haciendo pan casero

Durante semanas nos mostraban imágenes utópicas de cómo se encuentra el mundo ahora con los humanos encerrados en sus casas: los ríos eran más transparentes y el cielo más azul, vuelven los cisnes a los canales de Venecia, ciervos sospechosamente religiosos ingresando a las iglesias y animales mostrándose muy felices por alguna razón que todavía desconocemos. 

Hermosos animales volvieron a la ciudad vacía. Sería bonitas postales sino fuera porque, ¡todo es falso!.

Y aunque ya sabemos que todas esas noticias resultaron ser falsas, igual generó en el colectivo la idea que mientras estábamos en confinamiento, allá afuera la naturaleza comenzaba a ganar terreno. Incluso las noticias relacionadas al impacto del medio ambiente, indicaba que el aire ya comenzaba a ser más limpio y que nosotros somos el problema. El entusiasmo llegó con los resultados donde revelaban estimaciones positivas que para este año usaremos menos energía en el mundo, con una caída sin precedentes en las emisiones pues como sabemos la gran mayoría del CO2 proviene del transporte terrestre.

Calles sin autos, sin contaminación, sin CO2. Genial esto le hará bien al mundo. (Fuente: NYT).

Pero un día, te vuelves a levantar a las 5 de la mañana – pues por alguna razón solo estás durmiendo unas horas por las noches – y antes que comiences con el ritual casero de las primeras luces el día haciendo la masa del pan casero, llega la noticia que el supuesto esfuerzo que la humanidad ha realizado de manera forzada, los niveles de CO2 van a está peor este año porque el mes pasado la concentración de dióxido de carbono en la atmósfera escaló a aproximadamente 418 partes por millón.

Es decir, que ni el uso de los autos, ni la paralización del mundo a nivel económico no ha tenido impacto real para reducir el dióxido de carbono de la única Tierra que tenemos. Las cifras publicadas en estos días por el Instituto de Oceanografía Scripps en San Diego, California, indican nuevos máximos mensuales en el mes de mayo en comparación al mismo mes del año pasado. Si bien se esperaba que esta temporada se reduzca las emisiones globales, lo cierto es que el impacto real de estos meses sobre el CO2 atmosférico tiene un efecto mucho menor. Esta nota del mismo instituto detalla que la caída de las emisiones debe ser lo suficientemente grande, reducir del 20 al 30 por ciento en los próximos seis a doce meses, ahí la tasa tendrá variaciones. 

Todo es risas mientras respiras el aire puro desde tu ventana hasta que recuerdas que la concentración de dióxido de carbono no se ha reducido como esperabas. Fuente: Scripps Institute

¿Sorprendente? Pues no. En palabras de Richards Betts de la Oficina Meteorológica del Reino Unido es como llenar un baño con un grifo donde el agua son las emisiones y el tamaño del baño es la cantidad de emisiones que se puede cubrir. Es decir, no importa si la cantidad de agua bajo o se reduce un poco, lo que realmente va a cambiar es cerrar el grifo. Es verdad que las noticias a comienzos de año nos daban cierta esperanza, pero, aunque las emisiones de CO2 mundiales cayeron un 17 por ciento a inicios de abril, se necesita que sea constante y que dure más de un año. La reactivación económica en varias partes del mundo incluso generará – según estimaciones de la Oficina Meteorológica inglesa – niveles similares al año pasado o hasta superiores.

Por suerte, hay buenas noticias. Como dice Pieter Tans, científico del Laboratorio de Monitoreo Global de NOAA: «Si no detenemos el aumento de los gases de efecto invernadero, especialmente el CO2, inmensas regiones del planeta se volverán inhabitables».

Ok, no fueron buenas noticias, pero al menos ya sabemos hacer pan.

Fuente: NewScientist

15 respuestas a «Por qué la atmósfera sigue aumentando CO2 si todos estamos encerrados haciendo pan casero»

  1. Hola robot de Platon. No sé de qué fuente te sirves para afirmar que los datos sobre animales son falsos, creo que deberías contrastar la información que recibes y reproduces. Vivo en España, concretamente en Zaragoza y tengo datos muy ciertos de los cambios que el confinamiento humano trajo a los animales del entorno. Desde manadas de cabras saltando cercos en las afueras de la ciudad hasta plagas de conejos que en estos meses se han reproducido sin control y saltan alegremente en los parques de las afueras. Delfines en las playas del mediterraneo y algunas cositas más que negarás ya que yo no soy el autor de ninguna publicación de alguna universidad de Estados Unidos, que tanto admiras y citas. Pero bueno, no pretendo convencerte, solo acercar mi opinión sobre este tema. Saludos y buenas salenas.

    1. «y tengo datos muy ciertos» las palabras necesarias antes de poner cualquier cosa que parezca cientifica y de mas verdad que las que dice otro. Ese cuento es antiguo

  2. Hola, Aldo. Me parece muy lógico lo que se expone en este artículo. Pero quería dar otro punto de vista: el tema no tiene por qué ser reducir las emisiones a 0, basta con reducir el balance a 0, ya que aunque hay emisiones, también hay consumo, pero el consumo es menor que la emisión. Sería abrir el tapón de la bañera un poco más para evitar que se llene.

    Por eso, quizá una opción viable para ralentizar este proceso podría ser la creación de jardines gigantes en torres en las ciudades, que aprovechen, al ser torres, bien el espacio, y consuman ese CO2 excesivo hasta que desarrollemos una tecnología más limpia o una tecnología de limpieza del aire más efectiva.
    Quizá incluso podrían ser torres estrechas, para permitir el paso de la luz, llenas de tanques de agua donde se cultiven algas que produzcan un sustituto del petróleo, con un núcleo de plantas leñosas que sirvan de sumidero de carbono, ¿qué opinan?

  3. Claro, hemos estado emitiendo durante mucho tiempo gases de efecto invernadero y partículas al ambiente que ese necesito de mayor tiempo para que la disminución sea significativa. Y la buna noticia, Por supuesto, ahora solo hace falta aprender a hacer Jamón.

    1. Aunque el causante de a pie, como mencionas no sea el mayor responsable, quienes sí generan una gran cantidad de CO2 es la población que utiliza vehículos que funcionan a base de hidrocarburos y he ahí el problema en el ciudadano común.
      Aldo muchas gracias por la información.

  4. Puede que algunas noticias de los animales campando a sus anchas por ciudades vacías no sean ciertas, pero te aseguro de primera mano que muchas si han lo han sido.

  5. Robotitus hay un hecho que el articulo minimiza, y es lo que acontecio con las quemas en la Amazonia, y otras zonas boscosas del mundo. No puedo afirmar que eso explique todo lo que dice el articulo, pero no veo un balance entre emisiones y cuanto se dejo de capturar CO2 al desaparecer dichas masas boscosas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *