Por qué los dedos de un muerto (por lo general) no pueden desbloquear un teléfono

8

En marzo, dos detectives fueron a una funeraria y pidieron ver un cuerpo. ¿La razón? Querían desbloquear el teléfono del hombre y necesitaban sus huellas dactilares, según informes de prensa. Y aunque a los detectives se les concedió acceso al cuerpo del hombre, no pudieron desbloquear el teléfono.

El hombre, Linus Phillip, fue baleado y asesinado por un oficial de policía afuera de una tienda en Largo, Florida. Los detectives buscaban información para ayudarlos a investigar la muerte de Phillip, así como información sobre una investigación por separado relacionada con las drogas, según el Tampa Bay Times.

Lo que hicieron los detectives es legal, como informó Forbes, pero ciertamente plantea cuestiones éticas. Y dado que los detectives no tuvieron éxito, resurge una pregunta de ciencia también: ¿Necesitas estar vivo para poder desbloquear tu teléfono?

De hecho, cada vez que una persona ha muerto se vuelve más difícil desbloquear un teléfono utilizando la punta de los dedos, dijo Anil Jain, profesor de ciencias de la computación e ingeniería que ha trabajado durante años en reconocimiento de huellas dactilares en la Universidad Estatal de Michigan y uno de los autores de el “Manual de reconocimiento de huellas dactilares” (Springer, 2009).

Esto se debe a que, en la mayoría de los teléfonos inteligentes, la identificación de huellas dactilares funciona a través de la conductancia eléctrica, dijo Jain a Live Science.

Todos tenemos un poco de electricidad corriendo por nuestros cuerpos. Cuando colocamos las puntas de los dedos en un escáner de huellas digitales, las crestas de nuestra huella digital tocan la superficie, mientras que los valles no. Pequeños condensadores, dispositivos que almacenan carga eléctrica, almacenarán más carga proveniente del dedo si se sientan debajo de crestas que debajo de los valles. Los sensores usarán estos patrones para formar una imagen detallada. Pero cuando una persona muere, ese flujo de electricidad cesa, y con ello, cualquier posibilidad de interactuar con el escáner.

Los científicos no están seguros de cuánto tiempo después de que una persona muere el cuerpo pierde esta conductancia. Para resolver eso, necesitarías “muchos cadáveres, y tendrías que tomar sus huellas dactilares para desbloquear el teléfono cada hora más o menos … alguien tiene que estar en la morgue continuamente”, dijo Jain. “Es un experimento bastante difícil de hacer”.

Sin embargo, no todos los lectores de huellas digitales funcionan a través de la conductancia. Los lectores de huellas dactilares más antiguos, por ejemplo, usan sensores ópticos que miden los cambios de luz entre las crestas y los valles para formar una imagen. Pero este método es más fácil de engañar con fotografías, ya que no se requiere electricidad, lo que hace que los sistemas sean más fáciles de hackear.

Y la tecnología cambia constantemente: tome, por ejemplo, el iPhone X, que no tiene un botón separado para leer las huellas dactilares, sino que se desbloquea cuando detecta su cara.

Los futuros teléfonos tendrán sensores ópticos debajo de sus pantallas, dijo Jain. No está claro si serán accesibles con dedos sin vida, agregó, pero la conductancia no sería un problema en tal caso. Otra nueva tecnología incluye escáneres “ultrasónicos” que envían ondas ultrasónicas al dedo para medir los patrones de estrés que resultan de crestas y valles. Cómo estos interactuarán con los dedos sin vida aún está por determinarse.

Aún así, todos estos sensores se verán afectados por el hecho de que “la piel cambia con el tiempo”, dijo Jain. “Si no hay flujo de sangre, los dedos comenzarán a mostrar arrugas o se arrugarán”. Esto cambiará las señales de las crestas y valles, creando nuevas y borrando las más viejas para que el sensor detecte algo completamente diferente a la huella digital original, dijo.

Además, la mayoría de los teléfonos tienen algún tipo de memoria intermedia que haría más difícil que alguien use su huella digital para desbloquear su teléfono después de su muerte, agregó Jain. Es decir, la mayoría de los teléfonos requieren que ingrese un código de acceso después de uno o dos días de inactividad y, por lo general, solo obtiene un cierto número de intentos, dijo.

Pero si alguien logra sortear estos obstáculos, y el cuerpo ha fallecido recientemente, es posible desbloquear un teléfono usando los dedos sin vida, dijo Jain.

Este artículo fue publicado originalmente en Live Science por Yasemin Saplakoglu

Compartir.

Acerca del Autor

Yo soy Robotitus, el administrador de esta página. Si gustas puedes llamarme Titus.

8 comentarios

  1. A decir verdad nunca me había preguntado tal cosa, supongo que es algo bueno ya que así uno puede estar seguro de que aún muerto, nadie mas que yo puede acceder a mis datos personales.

  2. David Rivera el

    A mí me ha pasado que cuando estuve en un clima frío en Tijuana, más o menos a 4°-6°c el touch del celular no respondía a mis dedos no sé a que se deba eso.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: