¿Por qué me aburro?

Publicado el
¿Por qué me aburro?

 

El aburrimiento es como una picazón molesta que estalla cuando sabes que quieres hacer algo diferente a lo que estás haciendo en ese momento. A veces es la situación la que tiene la culpa, como cuando estás atrapado en un turno de trabajo repetitivo o escuchas por un largo rato a un vecino locuaz.

Otras veces, simplemente eres libre de actuar como quieras y sabes que quieres hacer algo, pero en realidad no sabes qué hacer. Observa cómo estos escenarios son diferentes respecto al estado apático de solamente no querer hacer nada.

El aburrimiento es incómodo y, evolutivamente hablando, su función adaptativa parece ser que nos motiva a hacer un cambio en nuestras circunstancias, a hacer algo personalmente más significativo. Relacionado con esto, hay investigaciones que muestran que el aburrimiento puede impulsar la creatividad, tal vez por la forma en que nos impulsa a reflexionar y buscar significado.

Algunas personas parecen experimentar aburrimiento con más frecuencia que otras. Los psicólogos utilizan cuestionarios para medir esta ‘propensión al aburrimiento’, que consideran similar a un rasgo de personalidad. Quienes puntúan alto suelen estar de acuerdo en que el tiempo pasa lento y les cuesta entretenerse, entre otras afirmaciones similares.

Desafortunadamente, las personas crónicamente aburridas corren un mayor riesgo de depresión y adicción: a menudo recurren a la bebida, las drogas y  dispositivos digitales para aliviar su incomodidad y malestar, aunque tales estrategias prometen solo un alivio temporal y superficial.

Para superar verdaderamente el aburrimiento, el secreto es encontrar actividades que sean personalmente significativas y que ofrezcan la combinación perfecta de desafío y novedad.

Fuente: Sciencefocus

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.