Prometedor estudio sugiere que podríamos tener una vacuna de ARNm para el cáncer de piel

Publicado el
Prometedor estudio sugiere que podríamos tener una vacuna de ARNm para el cáncer de piel

Un prometedor estudio con ratones muestra que en el futuro una vacuna podría protegernos del cáncer de piel. Aunque estemos acostumbrados a pensar en las vacunas como tecnologías que entrenan a nuestro sistema inmune para defendernos de agentes como virus, las vacunas de ARNm serían capaces de proteger al ADN de la radiación solar.

Esta tecnología emergente de vacunas de ARNm actuaría generando proteínas antioxidantes adicionales, minimizando el daño causado por la luz solar en el material genético. En concreto, esta proteína es una enzima antioxidante confirmada por un reciente estudio con investigadores de Estados Unidos y Japón.

Si se pudiera alentar al cuerpo a producir más enzima en las circunstancias adecuadas, no estaría fuera del alcance la posibilidad de que algún día, tal enfoque pueda brindarnos una capa más de protección contra el cáncer de piel. Por el momento, este concepto es aún especulativo pero, tiene muchas posibilidades.

«Durante más de 40 años, científicos han analizado los antioxidantes dietéticos como una posible fuente de agentes económicos y de bajo riesgo para la prevención del cáncer. Pero, no siempre se han desempeñado bien en los ensayos clínicos y, en algunos casos, en realidad han sido dañinos. De ahí la necesidad de intervenir con nuevos agentes de quimioprevención, como una vacuna de ARNm«, explica Arup Indra, farmacólogo de la Universidad de Oregón.

Antioxidantes

Los famosos antioxidantes, popularizados para alentar el consumo de ciertos alimentos y evitar tantos otros, interfieren con un proceso químico normal llamado oxidación. Mediante este, una molécula pierde electrones; se oxida. Nuestras células lidian constantemente contra este proceso pero cuando no pueden, sufren cambios químicos que desencadenan en mutaciones cancerosas.

Algunos agentes externos pueden promover la liberación de los electrones, como la radiación ultravioleta. De no ser por los melanocitos de nuestra piel, quedaríamos completamente expuestos al daño químico causado por el Sol. Los melanocitos producen el pigmento protector llamado melanina, y este proceso como todos los procesos celulares tienen subproductos oxidativos, conocidos como especies reactivas de oxígeno (ROS).

Es muy importante entender que estas moléculas son parte del metabolismo normal de la célula. Nuestro cuerpo con cada una de nuestras células tienen mecanismos para mantener las ROS bajo control, en equilibrio. Por ejemplo, los melanocitos producen tiorredoxina reductasa 1 (TR1, codificada por el gen TXNRD1), una enzima que activa a la proteína tiorredoxina. Esta, se une a las especies reactivas de oxígeno antes de que puedan dañar estructuras más importantes.

Un gen y una enzima

La enzima no solo se ha observado en niveles elevados en las células de la piel después de la exposición a los rayos UV, sino también en otros tejidos afectados por varios tipos de cáncer, incluido el melanoma. Este cáncer maligno del melanocito es el más mortal de los cánceres de piel, con más de 60.000 personas perdiendo la vida a causa de esta enfermedad cada año.

De esa forma, el gen TXNRD1 parece un buen candidato para mejorar la protección solar. Los investigadores eliminaron el gen en ratones con el objetivo de probar la capacidad de los melanocitos para responder al estrés oxidativo resultante de la exposición a la radiación UVB.

Los resultados fueron prometedores y sugirieron un claro potencial en la entrega de TXNRD1 a las células de la piel para promover la producción de melanina. El ARNm que codifica esta enzima podría administrarse a través de vacunas con la misma tecnología de las administradas contra el SARS-CoV-2.

«Las personas con mayor riesgo de cáncer de piel, idealmente podrían vacunarse una vez al año«.

Conocer más sobre la tiorredoxina ayudaría a establecer protocolos para su uso seguro como agente protector. «Claramente, estamos en la punta del iceberg, pero las posibilidades son emocionantes«.

Una respuesta a «Prometedor estudio sugiere que podríamos tener una vacuna de ARNm para el cáncer de piel»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.