Prometedora vacuna nasal contra la COVID-19 funcionó exitosamente en ratones

Publicado el
Prometedora vacuna nasal contra la COVID-19 funcionó exitosamente en ratones

La vía nasal promete ser eficaz para combatir la covid-19 / Pixnio

Si eres de los que están esperando la vacuna contra la COVID-19 pero al mismo tiempo le temes a las inyecciones, traemos buenas noticias. Un equipo de investigadores de EE. UU. ha desarrollado una vacuna que se puede administrar por la nariz y ha probado ser eficaz en ratones. Los detalles del trabajo fueron publicados en Cell.

Científicos de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington han desarrollado un método que se dirige al virus SARS-CoV-2 causante de la COVID-19. Aunque por ahora solo se ha probado en ratones, los investigadores planean probarla en primates no humanos, y luego humanos. La finalidad es conocer si este método es seguro y efectivo para prevenir la infección.

Una nueva ruta

En el nuevo estudio, los investigadores encontraron que la vía de administración nasal creaba una fuerte respuesta inmune en todo el cuerpo. Además, era particularmente efectiva en la nariz y el tracto respiratorio (el sitio inicial de la infección), evitando que la infección se apoderara del cuerpo.

“Nos sorprendió gratamente ver una fuerte respuesta inmune en las células del revestimiento interno de la nariz y las vías respiratorias superiores, y una profunda protección contra la infección con este virus”, dijo a MedicalXpress, el autor principal Michael S. Diamond, profesor de microbiología molecular y de patología e inmunología.

La nueva vacuna incorpora dos mutaciones en la proteína de pico que la estabilizan en una forma específica que es más propicia para la formación de anticuerpos contra ella.

“Estos ratones estaban bien protegidos de la enfermedad. Y en algunos de ellos, vimos evidencia de inmunidad esterilizante, donde no hay ningún signo de infección después de que el ratón es desafiado con el virus”, añadió.

La investigación

Para desarrollar la vacuna, los investigadores insertaron la proteína de pico del nuevo coronavirus (que usa para invadir las células) dentro de un adenovirus. Pero los científicos lo modificaron, dejándolo incapaz de causar ninguna enfermedad (como el resfriado común). El adenovirus transporta la proteína a la nariz, lo que permite al cuerpo montar una defensa inmunitaria contra el virus SARS-CoV-2 sin enfermarse.

Además, en otra innovación, más allá de la administración nasal, la nueva vacuna incorpora dos mutaciones en la proteína de pico que la estabilizan en una forma específica que es más propicia para la formación de anticuerpos contra ella.

Para leer: Rusia aprueba vacuna contra el coronavirus con pocas pruebas en humanos

“Los adenovirus son la base de muchas vacunas en investigación para COVID-19 y otras enfermedades infecciosas, como el virus del Ébola y la tuberculosis”, dijo el coautor David T. Curiel. “Tienen buenos registros de seguridad y eficacia, pero no se han realizado muchas investigaciones con la administración nasal de estas vacunas”, añade.

Así mismo el investigador recalca el beneficio de tener que administrar una vacuna en una sola dosis. “También es importante que una sola dosis produzc una sólida respuesta inmune. Las vacunas que requieren dos dosis para una protección completa son menos efectivas porque algunas personas, por diversas razones, nunca reciben la segunda”, agrega Curiel.

Ratones

Los investigadores administraron la misma vacuna por dos vías (nasal e intramuscular) y luego compararon los resultados. Si bien la inyección indujo una respuesta inmune que previno la neumonía, no previno la infección en la nariz y los pulmones. Tal vacuna podría reducir la gravedad de COVID-19, pero no bloquearía totalmente la infección ni evitaría que las personas infectadas propaguen el virus.

Por el contrario, la administración vía nasal previno la infección tanto en el tracto respiratorio superior como en el inferior, la nariz y los pulmones. Esto sugiere que las personas vacunadas no propagarían el virus ni desarrollarían infecciones en otras partes del cuerpo.

Finalmente, no se debe olvidar que este estudio, aunque prometedor, ha sido realizado en ratones. “Pronto comenzaremos un estudio para probar esta vacuna intranasal en primates no humanos con un plan para pasar a ensayos clínicos en humanos”, dijo Diamond. El mundo espera ansiosamente estos avances… y los que les tememos a las inyecciones, también.

MÁS SOBRE LA VACUNA PARA EL COVID-19

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.