¿Qué tan gordo tienes que estar para detener una bala con tu cuerpo?

Publicado el
¿Qué tan gordo tienes que estar para detener una bala con tu cuerpo?

De repente vemos en una escena de dibujos animados cómo el villano tiene una panza tan abultada que las balas le rebotan. O por el contrario, vemos que el gran poder de alguien es hacer rebotar las balas con su estómago.

La pregunta es, ¿hasta qué punto este recurso científicamente es inverosímil? ¿Podría existir una persona tan obesa que sobreviviría a los disparos de una pistola?

Pues, hay existen varias variables, vamos a analizarlas:

1.  Depende de la pistola

Los experimentos que utilizan gelatina balística para imitar el cuerpo humano sugieren que una bala de 9 mm de una pistola penetrará unos 60 cm a través del tejido graso humano. Una bala completamente encamisada de un rifle de asalto, como un AK-47, llegará mucho más lejos y puede traspasar fácilmente una pared de ladrillos.

2.  Nadie es tan gordo

Una persona con obesidad mórbida que pesa más de 125 kg puede tener 60 cm de grasa en el punto más grueso, incluida la grasa subcutánea y la grasa que rodea sus órganos. Pero nadie posee ese grosor de manera uniforme en todo su cuerpo. Incluso la grasa de una ballena azul tiene solo 30 cm de grosor.

3.  La suerte

En 2010, Samantha Lynn Frazier fue alcanzada por una bala perdida en un tiroteo en Atlantic City, Nueva Jersey. La bala se alojó en sus ‘michelines’ y, por lo demás, resultó ilesa. Sin embargo, esto es bastante raro y no podemos saber con certeza si la bala rebotó en otra cosa antes de golpearla.

Fuente: ScienceFocus

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *