Realizan la primera observación directa de un exoplaneta a 63 años luz de distancia

Publicado el
Realizan la primera observación directa de un exoplaneta a 63 años luz de distancia

(Axel Quetz)

Aunque hemos confirmado la existencia de más de 4.000 exoplanetas, hasta el momento nunca se ha observado uno directamente. Ahora, un equipo de astrónomos acaba realizar la primera observación directa de un planeta externo a nuestro sistema solar.

La investigación, que utilizó el instrumento GRAVITY del VLT en Chile, se publicó en dos estudios en Astronomy & Astrophysics (el primero y el segundo).

Un exoplaneta a 63 años luz

El planeta se llama Beta Pictoris c (β Pic c). Es un gigante gaseoso que se encuentra a 63 años luz de distancia de la Tierra y el segundo planeta orbitando la estrella Beta Pictoris. Esta última es bastante joven, solo tiene 23 millones de años y está rodeada por una gran cantidad de escombros polvorientos.

La imagen de la izquierda muestra tanto la estrella como los dos planetas incrustados en el disco polvoriento en la orientación visible desde el punto de vista del Sistema Solar. Esta vista se construyó utilizando la información de observaciones reales. La imagen del medio contiene una impresión artística del sistema disco / planeta. La imagen de la derecha muestra las dimensiones del sistema cuando se ve desde arriba y las observaciones anteriores de β Pictoris b (diamantes naranjas y círculos rojos) y las nuevas observaciones directas de β Pictoris c (círculos verdes). La órbita exacta del planeta c todavía es algo incierta (área blanca borrosa). (Axel Quetz)

β Pic c, a diferencia de otros exoplanetas que son descubiertos por el método del tránsito, fue descubierto por el método de velocidad radial. Las estrellas, como imaginarás, no se quedan estáticas. El movimiento de los planetas produce un tirón gravitacional que las mueve ligeramente. Este tambaleo es el que se detecta con el método de velocidad radial.

Este tambaleo ocasiona que las longitudes de onda de la luz de la estrella se alarguen o se acorte. Esto se traduce en un corrimiento al rojo, a medida que se aleja, o un corrimiento al azul, a medida que se acerca. Cuando se observa este comportamiento en una estrella, a menudo se explica por la presencia de un exoplaneta.

Con ayuda del instrumento GRAVITY que se encuentra en el VLT en Chile, se logró obtener una alta calidad de información que hizo posible ver a β Pic c como nunca antes.

Los datos se usaron parar calcular la masa y la órbita del exoplaneta. De esa manera se descubrió que tiene 8,2 veces la masa de Júpiter y orbita su estrella a 2,7 unidades astronómicas. Además, tiene un periodo orbital de 3,4 años.

Preguntas sobre su hermano

Hasta ese punto todo parecía relativamente dentro de lo común. Sin embargo, cuando los investigadores calcularon su temperatura, encontraron que estaba mucho más frío que sus hermanos. El brillo de β Pic c sugiere que su temperatura es de 1.250 Kelvin, lo cual es bajo si lo comparamos con 1.724 Kelvin de β Pic b.

«Como regla general, cuanto más masivo es el planeta, más luminoso es», explicó el astrónomo Mathias Nowak, líder del estudio.

Esto es realmente curioso si tenemos en cuenta que la luz que proviene de β Pic c es seis veces más débil que la de β Pic b. La pregunta aquí es inevitable: ¿qué tan masivo es β Pic b? Para responder a estas cuestiones se necesitan más datos de velocidad radial, pero llevará mucho tiempo ya que β Pic b demora 28 años en dar una órbita completa a su estrella.

En cuanto a β Pic c, el siguiente pasó será tomar espectros más detallados para determinar la composición de su atmósfera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *