Simulación del calentamiento global revela el posible fin del ciclo de El Niño / La Niña

Publicado el
Simulación del calentamiento global revela el posible fin del ciclo de El Niño / La Niña

Temperaturas de la superficie del océano simuladas con una resolución sin precedentes utilizando un modelo acoplado atmósfera-océano. / Institute for Basic Science

Los cambios en el clima ocasionados por la elevación de las temperaturas plantean escenarios impensables. Una simulación sugiere que el ciclo de temperaturas oceánicas El Niño y La Niña podría debilitarse ahora a medida que aumenta el cambio climático. Este ciclo ha ocurrido sin interrupción durante los últimos 11 mil años. Los resultados se publicaron en Nature Climate Change.

Un equipo internacional de investigadores llevó a cabo una serie de estudios climáticos globales para obtener una predicción precisa sobre el futuro de estos patrones de temperatura oceánica. Simularon modelos utilizando una de las computadoras más rápidas de Corea del Sur, conocida como Aleph.

Modelos más exactos

Las nuevas simulaciones de ultra alta resolución ahora pueden proyectar de manera realista ciclones tropicales en la atmósfera y ondas de inestabilidad tropical en el Océano Pacífico ecuatorial. Ambos fenómenos juegan un papel en la generación de eventos de El Niño y La Niña, afirman los investigadores.

“Nuestra supercomputadora funcionó sin parar durante más de un año con el propósito de completar una serie de simulaciones de un siglo que cubren el clima actual”, dijo Sun-Seon Lee del IBS Center for Climate Physics en la Universidad Nacional Pusan ​​de Corea del Sur. El modelo también simuló dos niveles diferentes de calentamiento global.

El equipo analizó los 2 billones de bytes de datos para saber cómo el aumento de las concentraciones de gases de efecto invernadero afectarán los eventos de El Niño y La Niña. Esto ya se había intentado en el pasado resultando en conclusiones insatisfactorias.

Ciclo debilitado

Los autores superaron las disparidades de temperatura del océano al capturar procesos climáticos a pequeña escala con la resolución computacionalmente más alta posible. Esto condujo a mejoras marcadas en el modelado de ENSO (El Niño-Oscilación Sur) y su respuesta al cambio climático.

“El resultado de nuestras simulaciones por computadora es claro”, señaló el autor principal Christian Wengel del Instituto Max Planck de Meteorología. “El aumento de las concentraciones de CO2 debilitará la intensidad del ciclo de temperatura ENSO”, agregó.

Los científicos rastrearon el movimiento del calor en el sistema acoplado atmósfera/océano. Descubrieron que los eventos futuros de El Niño perderán su calor hacia la atmósfera más rápidamente debido a la evaporación del vapor de agua. Esperan que la diferencia de temperatura entre el Pacífico tropical oriental y occidental evite el desarrollo de temperaturas extremas durante el ciclo ENSO.

Consecuencias desconocidas

Sin embargo, estos dos factores se compensan en parte con el debilitamiento futuro proyectado de las ondas de inestabilidad tropical. Estas se desarrollan durante las condiciones de La Niña y normalmente podrían abarcar hasta el 30% de la circunferencia total de la Tierra.

Estas olas reemplazan las aguas ecuatoriales más frías con aguas fuera del ecuatorial más cálidas, que aceleran el final de un evento de La Niña. Las simulaciones por computadora muestran que la retroalimentación negativa asociada para ENSO se debilitará en el futuro.

Es probable que las fluctuaciones de un año a otro en las temperaturas del Pacífico ecuatorial oriental se debiliten con el cambio climático. No obstante, los cambios correspondientes en los extremos de lluvia relacionados con El Niño y La Niña continuarán aumentando. Esto se debe a un ciclo hidrológico intensificado en un clima más cálido.

“Es probable que el calentamiento constante silencie el cambio climático natural más poderoso del mundo, el cual ha estado operando durante miles de años”, declaró Timmermann. “Todavía no conocemos las consecuencias ecológicas de esta posible situación no análoga, pero estamos ansiosos por averiguarlo”, sentenció.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.