Solo una fracción de la “Dark Web” se utiliza con fines maliciosos

Publicado el
Solo una fracción de la “Dark Web” se utiliza con fines maliciosos

Mencionar a la “dark web” evoca una serie de imágenes desagradables: pedofilia, terrorismo, venta ilegal de armas y drogas, etc. Sin embargo, a pesar de su pésima reputación, la gran mayoría de la actividad en la web oscura no sería maliciosa. Una investigación realizó un estudio de esta parte de la internet y publicó sus resultados PNAS.

El estudio dirigido por el investigador de ciberseguridad Eric Jardine de Virginia Tech sugiere que solo una pequeña fracción de la web oscura se está utilizando para acceder a sitios ocultos. Incluso en este caso, la actividad oculta ni siquiera es necesariamente una actividad ilícita.

El equipo analizó datos de la red Tor, considerada como la red más grande y popular que permite el acceso privado y anónimo. La red usa un software especial que se conecta a un sistema de enrutadores tipo cebolla, diseñado para garantizar el anonimato del usuario.

Cabe aclarar que la “deep web” o red profunda no es mala en sí misma. Simplemente son las partes de Internet que no están indexadas por los motores de búsqueda normales (a diferencia de la web superficial). Sin embargo, parte de la web profunda es la web oscura, y partes de la web oscura albergan contenido malicioso.

El análisis

Por esta razón, los investigadores querían medir qué parte de la red Tor podría estar siendo utilizada para propósitos potencialmente maliciosos. Para esto, monitorearon las firmas de datos recopiladas de los nodos de entrada de Tor.

El equipo pudo diferenciar entre los usuarios que usan Tor para acceder de forma anónima a sitios regulares en la web superficial, y los que acceden a contenido oculto dentro de la web oscura. Sorprendentemente, estos últimos representan solo el 6.7% de los usuarios globales.

“Descubrimos que la mayoría de los usuarios de Tor se dirigen hacia contenido web regular que probablemente podría considerarse benigno”, dice Jardine. “La mayoría de la gente en un día promedio parece usarla más como una versión hiperprivada de Chrome o Firefox”, añade.

Además, el análisis mostró algo interesante. El uso de Tor para acceder a servicios ocultos o contenido web regular difería entre naciones democráticas y países con leyes y derechos más represivos. La tasa promedio de probable uso malicioso de Tor de los países “menos libres” fue del 4.8%, mientras que los “más libres” fue de 7.8%.

En otras palabras, las personas que viven en democracias liberales tienen más probabilidades de explotar la web oscura con fines maliciosos. Por otro lado, aquellos que viven bajo regímenes represivos en países no democráticos pueden ser más propensos a usar Tor para eludir las restricciones de censura local.

Salvedades

Sin embargo, no todos están de acuerdo con los resultados de este estudio. Isabela Bagueros, directora ejecutiva del Proyecto Tor, dijo a Ars Technica que los investigadores habían categorizado “todos los sitios .onion y todo el tráfico a estos sitios como ‘ilícitos’ y todo el tráfico en la web superficial como ‘lícito’.

Muchas páginas no malignas como The New York Times, BBC, Deutsche Welle, Facebook, y demás ofrecen servicios .onion. Por lo tanto, calificar a todos los sitios como “ilícitos” es inexacto.

Jardine está de acuerdo y justifica sus conclusiones apoyándose en estudios previos. Estos sugieren que los sitios web oscuros ocultos se utilizan de manera desproporcionada con fines ilícitos. En todo caso, el estudio apoya el debate sobre la libertad, la privacidad y seguridad en la internet.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *