Telescopio Hubble captura asombrosa imagen de la épica colisión de tres galaxias [VIDEO]

Publicado el
Telescopio Hubble captura asombrosa imagen de la épica colisión de tres galaxias [VIDEO]

Trío de galaxia formando IC 2431. / ESA et al.

El Telescopio Espacial Hubble ha capturado a tres galaxias chocando entre sí y fusionándose lentamente. La imagen revela una colisión cósmica a 681 millones de años luz de distancia, en la constelación de Cáncer. La composición está disponible en el sitio web de ESA Hubble.

El trío de galaxias fusionadas recibe el nombre de IC 2431. Los primeros en identificar la estructura fueron los voluntarios del proyecto de ciencia ciudadana llamado Galaxy Zoo. Luego, los astrónomos centraron el Hubble en la fusión de las galaxias. 

Las colisiones de galaxias 

Las galaxias son en su mayoría espacio vacío, por lo que pueden encontrarse y atravesarse con muy pocas colisiones de estrellas. Sin embargo, todo el material nuevo que se mueve de una galaxia a otra comprime nubes de gas, que colapsan en nuevas estrellas. La ráfaga resultante de formación de nuevas estrellas se denomina estallido estelar.

Los científicos creen que hay un agujero negro supermasivo en el centro de cada galaxia. Eventualmente, los agujeros negros de estas tres galaxias podrían caer en las órbitas de los demás, como dando vueltas, para finalmente fusionarse y formar un enorme agujero negro en el centro de una nueva y gigantesca galaxia.

Ese proceso puede llevar miles de millones de años. Nuestra Vía Láctea está en su propio curso de colisión con la galaxia vecina de Andrómeda en unos 4 mil millones de años. Lamentablemente, el Sol se expandirá y engullirá a la Tierra mucho antes de que eso suceda. 

Ondas gravitacionales 

Cuando los agujeros negros supermasivos chocan, producen ondas en el espacio-tiempo llamadas ondas gravitacionales. Se han detectado tales ondas de algunas colisiones de agujeros negros, pero no de los que están en el centro de las fusiones galácticas.

Los investigadores han teorizado que un zumbido constante de ondas gravitacionales de bajo nivel impregna el universo, de todas las galaxias que se fusionan en un momento dado. Ellos continúan trabajando para construir detectores de ondas gravitacionales lo suficientemente sensibles para detectar este ruido de fondo.

Por ahora, los astrónomos pueden observar la fusión de galaxias desde lejos usando telescopios espaciales. Hubble, que se lanzó a la órbita de la Tierra en 1990, es el telescopio más poderoso que jamás haya operado en el espacio. 

El viejo observatorio ha fotografiado nacimientos y muertes de estrellas, ha detectado lunas nuevas que giran alrededor de Plutón y ha rastreado dos objetos interestelares que atraviesan nuestro sistema solar. Sus observaciones han permitido a los astrónomos calcular la edad y la expansión del universo y observar las galaxias formadas poco después del Big Bang.

En diciembre, la NASA lanzó un nuevo observatorio al espacio profundo, el Telescopio Espacial James Webb. Este nuevo dispositivo está listo para proyectar una vista del universo 100 veces más poderosa que la del Hubble. Cuantos más de estos choques identifiquemos, mejor podremos comprender cómo se llevan a cabo y modelar su desarrollo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.