Tu inseguridad con tu pareja podría ser un problema genético

Publicado el
Tu inseguridad con tu pareja podría ser un problema genético

Hay conexiones que hasta que no te las dicen quizá nunca te imaginarías que tienen relación.

Un estudio publicado en la revista Molecular Psychiatry buscó encontrar algún enlace entre los genes y las inseguridades de las relaciones románticas.

Más allá de las conclusiones, lo interesante aquí ha sido la forma en la que buscaron esos resultados.

Durante tres semanas, 100 parejas en Montreal apuntaron todos sus sentimientos a las interacciones diarias con sus parejas.

El objetivo era saber si una variante genética muy común en el receptor opioide está asociada con sentimientos de inseguridad en las relaciones románticas. 

Descubrieron que cuando las parejas se peleaban, aquellos que manejaban una variante particular en un gen involucrado en el receptor opioide tenían la tendencia de sentirse más inseguros en la relación cuando se mostraba un comportamiento más agresivo de lo normal.

La existencia de un vínculo quedó demostrada, pero solo en algunos casos.

«Investigaciones anteriores señalan que esta variante genética se ve en el apego inseguro madre-bebé en primates no humanos y en sentimientos de rechazo social en humanos«, dice la autora principal Jennifer Bartz, profesora del departamento de psicología de la Universidad McGill.

Pero nadie había visto este gen en las interacciones de parejas románticas a medida que se desarrollaban en el entorno natural de la vida cotidiana antes. A través de experimentos como este, estamos comenzando a obtener una mejor comprensión de los fundamentos biológicos del apego, y la idea de que el sistema de apego humano puede depender del sistema opioide«, indicaron. 

Regulaciones prestadas

Esta investigación es parte de una literatura más amplia que sugiere que, en el curso de nuestra historia evolutiva, los mecanismos primitivos de regulación del dolor pueden haber sido «prestados» para regular nuestro apego hacia otros, de quienes dependemos de la crianza y la supervivencia. Esta es quizás la razón por la que podemos experimentar amenazas a estos estrechos vínculos como visceralmente dolorosas.

Sabemos que las personas difieren en cuán sensibles son a los eventos interpersonales negativos dentro de sus relaciones cercanas. Esta investigación sugiere que parte de esa variabilidad individual está respaldada por diferencias genéticas en el sistema opioide”, dicen las coautoras Kristina Tchalova y Gentiana Sadikaj.

Este trabajo revela un posible factor de riesgo en la relación estrés/pérdida social y el funcionamiento psicológico desadaptativo.

Habrá que esperar más investigaciones para saber realmente si las personas que portan esta variante son particularmente susceptibles a desarrollar problemas psicológicos ante estas respuestas.

Fuente: Futurity
Estudio: Variation in the μ-opioid receptor gene (OPRM1) and experiences of felt security in response to a romantic partner’s quarrelsome behavior

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *