Un campamento minero de la era de hielo ha sido encontrado ‘congelado en el tiempo’ en una cueva submarina en México

Publicado el
Un campamento minero de la era de hielo ha sido encontrado ‘congelado en el tiempo’ en una cueva submarina en México

(Image: © © CINDAQ.ORG)

Al final de la última edad de hielo, mineros indígenas en lo que ahora es la península de Yucatán, México, arriesgaron la vida y las extremidades, aventurando en cuevas oscuras iluminadas solo por fuego, para extraer un mineral preciado.

Esto es lo que sugiere un nuevo estudio publicado en Science Advances. En donde se detalla que ese mineral no era oro ni diamantes, sino ocre, un valioso pigmento en forma de crayón que la gente prehistórica podría haber usado tanto para actividades rituales como cotidianas, incluidas pinturas rupestres, entierros y posiblemente hasta de repelente de insectos.

El sitio recién encontrado, llamado La Mina por los arqueólogos, se encuentra en un sistema de tres cuevas llamado Sagitario el cual que fue sumergido por el aumento de los mares hace unos 7000 años.

La datación por radiocarbono reveló que los primeros depósitos de hollín encontrados en el sitio se dejaron hace unos 12 000 años y los más jóvenes hace aproximadamente 10 000 años.

Al observar pequeños fragmentos del carbón vegetal bajo un microscopio electrónico de barrido, los investigadores descubrieron que el hollín provenía de árboles locales muy resinosos que habrían sido perfectos como antorcha.

Un análisis posterior reveló que los antiguos mineros estaban allí realmente para excavar ocre de una notable calidad.

Los mineros diseñaron herramientas de excavación con materiales de las cuevas en lugar de traerlas del exterior, explica Brandi MacDonald de la Universidad de Missouri, quien dirigió el estudio.

«En realidad, rompieron las estalactitas del techo y las usaron como martillos de piedra para romper la piedra caliza».

Una pila de piedras hechas por humanos, probablemente utilizadas como un marcador, que los pueblos indígenas hicieron con rocas encontradas en la cueva, como las estalactitas y estalagmitas. (Crédito de la imagen: © CINDAQ.ORG)

En el 2007, investigadores encontraron los restos de una adolescente paleoamericana de 12 500 años apodada Naia en otra cueva no lejos de Sagitario.

Debido a su presencia, los arqueólogos sabían que las personas, incluidas las mujeres jóvenes, ingresaban a estas cuevas. Ahora, con este estudio los científicos podrían saber el por qué.

No hay evidencia que explique cómo se usaron las riquezas de la mina: el ambiente cálido y húmedo de la selva ha deteriorado la mayoría de las pistas arqueológicas.

Cualquiera que haya sido su uso, la mina parece haber sido abandonada después de unos 2000 años, antes de que los mares crecientes inundaran las cuevas.

Si bien no está claro cómo los indígenas usaron el ocre, estudios anteriores han sugerido que el mineral sirvió como antiséptico y como repelente de garrapatas o piojos.

También puede haberse usado para curtir pieles, construir herramientas y para purgar parásitos.

El ocre de La Mina tenía un alto contenido de arsénico. Se sabe que el arsénico, una neurotoxina, repele las plagas, por lo que quizás sea una pista de cómo se usó, dijo MacDonald.

«Por lo que sabemos, tal vez solo están extrayendo un montón de repelente de insectos», dijo.

Los investigadores piensan que el estudio muestra que los primeros grupos humanos en las Américas ya estaban involucrados en actividades complejas que iban mucho más allá de su propia supervivencia.

La extracción de ocre de las cuevas sugiere que había un significado social importante para este mineral y muestra que era inmensamente valioso e importante para ellos.

Fuente: Live Science. 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *