Estudio muestra que el distanciamiento debe aprenderse como una nueva norma social

Publicado el
Estudio muestra que el distanciamiento debe aprenderse como una nueva norma social

Imagina que te encuentras esperando tu turno en una cola del supermercado. Un letrero a tu lado indica claramente: la distancia entre las personas debe ser de metro y medio. Sin embargo, alguien detrás de ti se acerca y te toca el hombro preguntándote si es la cola correcta. O incluso tú mismo descubres una buena oferta en la góndola y te acercas casi sin pensarlo a otras personas que esperan pacientemente su turno. 

¿Esta decisión de no respetar el distanciamiento es porque no lo hemos interiorizado o porque creemos que es más importante hacer otras cosas

La respuesta puede encontrarse dentro de un estudio publicado para Actas de la Academia Nacional de Ciencias, realizado por la Universidad de California  – Riverside

Según Weiwei Zhang, coautor de la investigación, este comportamiento lo atribuye a lo que se llama «memory work«, es decir una «reminiscencia de trabajo» que, asegura-, es aquel proceso que todos hacemos en nuestra mente para recordar en un breve tiempo – muchas veces segundos – acciones o ideas que vamos a hacer en un futuro.

«Cuanto mayor sea la capacidad de reminiscencia de trabajo, aparentemente más se cumplirán los comportamientos de distanciamiento social«, indicó Zhang. 

El estudio se hizo a 850 voluntarios entre el 13 al 25 de marzo de este año en Estados Unidos, es decir, durante la etapa de aislamiento voluntario en varios lugares del país. 

El hallazgo importante sugiere que el distanciamiento social no es un proceso cognitivo de rutina, sino que se debe aprender como una nueva norma social (como tocar la puerta antes de entrar, saludar y despedirse, pedir permiso cuando se levanta uno de la mesa).

La conclusión es que no debemos confiarnos en los comportamientos habituales, ya que «el distanciamiento social aún no se ha establecido adecuadamente en la sociedad estadounidense«, dijo Zhang.

Antes de que el distanciamiento social se convierta en un hábito y una norma social bien adoptada, la decisión de seguir el distanciamiento y el uso de máscaras sería un esfuerzo mental. En consecuencia, tendremos que hacer un esfuerzo deliberado para superar nuestra tendencia a evitar decisiones difíciles«, finaliza. 

A partir de las nuevas formas de memoria, los investigadores prevén que no se necesitará recordar la norma, simplemente el comportamiento habitual será salir con mascarillas como si fuera normal.

Fuente: Science Daily
Estudio: «Working memory capacity predicts individual differences in social-distancing compliance during the COVID-19 pandemic in the United States«

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *