Un fósil y un acelerador de partículas revelan información sorprendente sobre la respiración de los dinosaurios

Publicado el
Un fósil y un acelerador de partículas revelan información sorprendente sobre la respiración de los dinosaurios

(Viktor Radermacher/eLife)

Mediante la reconstrucción digital de un fósil, científicos descubren una característica particular en la biología de los dinosaurios.

Diversidad

«Los esqueletos fosilizados de dinosaurios extintos hace mucho tiempo son más que solo piedras». Con esta acertada frase, un equipo internacional de investigadores inicia su artículo publicado en eLife, en el cual demuestran que no todos los dinosaurios tenían el mismo mecanismo de respiración.

Se llegó a tal conclusión luego de analizar el fósil de un Heterodontosauro con un acelerador de partículas de rayos X de alta potencia. Dicho dinosaurio es el más antiguo de la línea Ornithischian, uno de los tres principales grupos de dinosaurios que incluye a Triceratops, Stegosaurus y otros dinosaurios con ornamentación en la cabeza, púas y armadura pesada.

Al comparar la evidencia fósil con los descendientes modernos de los dinosaurios es posible saber cómo vivían hace millones de años. De hecho, análisis previos revelaron que, a diferencia de los reptiles modernos, los dinosaurios posiblemente tuvieron sangre caliente y eran más activos.

Los investigadores explican en su artículo que tales niveles de actividad requerían de un suministro constante y suficiente de oxígeno a partir de mecanismos respiratorios sofisticados. Aun cuando los paleontólogos llevan mucho tiempo observando la biología de la respiración de los dinosaurios, estos estudios estado siempre se han inclinado a especies de dinosaurios estrechamente relacionadas a las aves modernas, por ejemplo, el famoso Tyrannosaurus rex.

El eslabón perdido

Por ello, durante mucho tiempo, los paleontólogos asumieron que todos los dinosaurios respiraban de manera similar a las aves. Es decir, con sacos de aire fuera de sus pulmones que bombean oxígeno hacia adentro, y sus pulmones inmóviles. Ahora sabemos que Heterodontosaurus usaba un mecanismo diferente. Este tenía costillas en forma de paleta y huesos pequeños como palillos de dientes. También debía expandir su pecho y su vientre para poder respirar.

«De hecho, nunca hemos sabido cómo respiraban los ornitisquios”, dijo Viktor Radermacher, autor principal del estudio y Ph.D. estudiante del Departamento de Ciencias de la Tierra y el Medio Ambiente de la Universidad de Minnesota. “Es interesante que Heterodontosaurus sea el antepasado de este grupo y a pesar de tener estas piezas en su anatomía, sus descendientes no las tengan. Eso significa que es un eslabón perdido entre los antepasados ​​de los dinosaurios y las especies más grandes que conocemos. Además de aportarnos una gran cantidad de información, llena algunos vacíos bastante evidentes en nuestro conocimiento sobre la biología de estos dinosaurios «.

Los autores analizaron el nuevo espécimen de Heterodontosaurus con rayos X de alta potencia generados a partir de un sincrotrón que hace girar electrones a la velocidad de la luz, en la Instalación Europea de Radiación Sincrotrón en Francia. Así, pudieron reconstruir digitalmente el esqueleto e identificar las características únicas del dinosaurio.

“El mensaje brindado es que hay muchas formas de respirar”, comentó Radermacher. “Y lo realmente interesante de la vida en la Tierra es que todos tenemos diferentes estrategias para hacer lo mismo. Al respecto, acabamos de identificar una nueva estrategia de respiración. En conclusión, utilizando dinosaurios y paleontología, lograremos aprender más sobre la diversidad de animales en la Tierra y cómo respiran ”.

2 respuestas a «Un fósil y un acelerador de partículas revelan información sorprendente sobre la respiración de los dinosaurios»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.