Un nuevo tipo de tormenta ha sido detectado en la superficie de Saturno

0

El gigante gaseoso Saturno nunca ha sido un lugar tranquilo. Sus gases zumban alrededor del planeta a cientos de kilómetros por hora y a veces, tormentas masivas de miles de kilómetros de ancho estallan en su atmósfera superior.

En el 2018, los astrónomos detectaron un nuevo tipo de tormenta en este planeta. Cuatro grandes tempestades se formaron una tras otra, pasando una por la otra y perturbando aún más la atmósfera para crear un complejo sistema de tormentas que duró meses.

Los modelos de computadora permiten a los investigadores estimar la energía detrás del evento y compararla con otras tormentas en Saturno. Estudiar estos fenómenos con más detalle puede permitir a los astrónomos comprender mejor los complejos comportamientos de la atmósfera del planeta gigante. Un equipo de científicos de España, Australia, Estados Unidos y Francia presentó recientemente la investigación en Nature Astronomy.

Los investigadores notaron por primera vez las nuevas tormentas en fotografías que los astrónomos aficionados habían tomado y subido a un repositorio público en línea. Descubrieron la primera de las cuatro tormentas en marzo del 2018, visible como una mancha blanca distinta cerca del polo norte de Saturno. Las siguientes tres tormentas aparecieron en los meses posteriores. Con varios meses de estudio de seguimiento, los investigadores se dieron cuenta de que esta serie de tormentas era diferente de las observadas anteriormente.

La forma en que se forman estas tormentas probablemente depende de interacciones no completamente entendidas entre el vapor de agua, las diferencias estacionales en la exposición a la luz solar y la complicada atmósfera de varias capas.

Las tormentas de Saturno tienden a venir en dos tamaños principales. Las tormentas más pequeñas generalmente tienen un poco más de 1 500 kilómetros de diámetro y duran varios días. El tipo más grande, llamado Gran Mancha Blanca, son tormentas gigantes que son diez veces más grandes. Los astrónomos solo han visto siete de ellos desde 1876.

Una gran tormenta en Saturno, comúnmente conocida como Gran Mancha Blanca. NASA/JPL-Caltech/SS

Por alguna razón, estas Grandes Manchas Blancas tienden a aparecer en algún lugar del hemisferio norte de Saturno aproximadamente cada 30 años terrestres. Esto es equivalente a una vez cada año de Saturno, generalmente durante la misma temporada o época del año en el gigante gaseoso. La nueva serie de cuatro tormentas de tamaño intermedio apareció en 2018, aproximadamente en el momento adecuado para encajar en este ciclo.

Los astrónomos aún no entienden cómo este ciclo repetitivo de tormentas podría estar relacionado con las estaciones en Saturno. Según los investigadores, podría estar relacionado con la forma en que la atmósfera se calienta y enfría a medida que recibe diferentes cantidades de luz solar. El comportamiento complicado del vapor de agua que responde a los cambios de temperatura y presión también podría ser una de las razones.

Los investigadores esperan que las futuras observaciones con el telescopio espacial James Webb y con telescopios terrestres más grandes les permitan aprender más sobre estas tormentas y algún día resolver el misterio.

Fuente: Science Alert.

Compartir.

Acerca del Autor

Yo soy Robotitus, el administrador de esta página. Si gustas puedes llamarme Titus.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.