Un tipo de vaso sanguíneo totalmente nuevo ha sido descubierto en los huesos humanos

4

A menudo pensamos que el hueso es algo que es estructuralmente sólido, especialmente su capa externa dura, llamada hueso cortical.

Pero un nuevo descubrimiento de pasajes ocultos nunca antes vistos que atraviesan estos órganos rígidos tanto en animales como en humanos podría llevar a un replanteamiento de la estructura y función de la anatomía esquelética básica.

En un nuevo estudio, investigadores en Alemania informaron que encontraron una red no detectada previamente de vasos sanguíneos finos que actúan como un sistema de túnel secreto dentro del hueso, lo que ayuda a que la sangre y las células inmunitarias se diseminen de manera eficiente y rápida por todo el cuerpo.

Estos vasos se cruzan desde la superficie de los huesos hasta su cavidad interna y pueden arrojar luz sobre las enfermedades óseas, como la osteoporosis y las condiciones que afectan al sistema inmunológico.

«Es totalmente una locura que todavía hay cosas que descubrir sobre la anatomía humana: hemos descubierto vasos sanguíneos en un lugar nuevo que no conocíamos antes», dice Matthias Gunzer, de la Universidad Duisburg-Essen en Alemania.

La anatomía humana no se suele considerar como un área en curso de descubrimientos importantes, pero incluso hoy en día se descubren nuevos tejidos u órganos.

El equipo de Gunzer hizo su descubrimiento usando productos químicos en el hueso de un ratón para hacerlo transparente. Entonces pudieron ver pequeños vasos sanguíneos rojos cruzando el eje del hueso.

En el hueso de la pata inferior del animal, del tamaño de una cerilla, vieron cerca de mil de estos capilares, que llamaron vasos trans-corticales. De antemano, sabíamos que solo unos pocos vasos sanguíneos entraban al hueso por sus extremos o por la mitad del camino. Los capilares recién descubiertos cubren todo el hueso y constituyen la mayor parte de su suministro de sangre.

Las personas también tienen vasos trans-corticales similares, ya que el equipo los vio también en pequeños trozos de hueso del muslo humano. Hay otros tipos de vasos sanguíneos que alimentan los huesos humanos, por lo que los vasos trans-corticales pueden compensar menos de su circulación total, pero nadie los ha contado en un hueso humano entero.

La médula dentro de los huesos es donde se producen las células inmunitarias, y en los ratones, los vasos trans-corticales se han convertido en una ruta clave para que las células inmunitarias salgan, lo mismo podría ocurrir con las personas, dice Gunzer.

El año pasado, otro grupo descubrió que los ratones tienen capilares similares entre el tejido cerebral y la médula ósea dentro de las placas que forman su cráneo. Cuando se hizo que los ratones sufrieran un derrame cerebral o meningitis, las células inmunitarias de su cráneo usaron esta ruta para llegar al cerebro, probablemente respondiendo al daño. Pero se desconoce si las personas también tienen estos vasos sanguíneos en el cráneo.

Los hallazgos han sido publicados en Nature Metabolism.

Compartir.

Acerca del Autor

Yo soy Robotitus, el administrador de esta página. Si gustas puedes llamarme Titus.

4 comentarios

  1. El artículo lo menciona, pero le resta importancia, o lo minimiza.. . El hueso está irrigado en su totalidad. Los vasos transcurren por diversos conductos, conductos de Havers y de Volkmann se llaman, que irrigan a los osteocitos que son los que formaron el material para formar la parte dura del hueso. Eso se sabía ya desde hace mucho

    • De ese tipo de vasos no habla el artículo, te recomiendo ver el último video que aparece en el mismo para que lo entiendas mejor. Saludos.

  2. Qué yo sepa eso ya se sabía, de hecho los conductos por dónde pasan esos vasos se llaman conductos de Havers y estos conductos se comunican entre sí por los conductos de Volkmann

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: