Una buena vida no es necesariamente feliz pero está llena de «riqueza psicológica», sugiere nuevo estudio

Publicado el
Una buena vida no es necesariamente feliz pero está llena de «riqueza psicológica», sugiere nuevo estudio

(GoogleImages)

Todos en algún momento nos hemos preguntado qué significa tener una buena vida. ¿Vivir bien se trata de ser feliz? O quizá, ¿se trata de vivir por un propósito? ¿Será vivir estable y tranquilamente? Todas estas preguntas son sumamente válidas aunque sus respuestas sean difíciles de alcanzar.

No obstante, un equipo de investigadores se acerca la respuesta sobre lo que es una vida buena. Según su artículo publicado en Psycological Review, la clave está en vivir de una manera que sea «psicológicamente rica».

Feliz, significativa o psicológicamente rica

Entonces, ¿qué significa una vida psicológicamente rica? Los científicos Shige Oishi y Erin Westgate, autores del estudio, afirman que esa riqueza se define por experiencias que están fuera de lo común, ya sean variadas o complejas, pero sobre todo, experiencias que nos proponen un cambio de perspectiva.

La investigación psicológica tiende a enfocarse en la felicidad o propósitos significativos cuando evalúa una vida «buena». Sin embargo, este estudio demuestra que para algunas personas, la riqueza psicológica es más importante que los dos primeros factores.

«Presentamos evidencia empírica de que la felicidad, el significado y la riqueza psicológica son aspectos relacionados pero distintos y deseables en una buena vida, con causas y correlatos únicos», aseguran Oishi y Westgate.

Como explican los especialistas, la felicidad implica sentimientos positivos y satisfacción general. Por otro lado, vivir con un propósito, o encontrar un significado en la vida está asociado con alcanzar y maximizar nuestro potencial y talentos para alcanzar nuestras metas.

Cambio de perspectiva

Previamente, un estudio encabezado por el Dr. Oishi y encuestas realizadas en diferentes países respaldan la importancia de la riqueza psicológica para tener una buena vida. Por ejemplo, de un total de 3728 de encuestados, en Alemania el 16.8% del total prefieren una vida donde prime esta riqueza sobre la felicidad. En Corea del Sur es el 15.8% de encuestados y en Japón el 15.5%.

Ahora, con 1336 estudiantes encuestados, los investigadores confirmaron que la riqueza psicológica realmente se separa de la felicidad y del propósito de vida, sobre todo cuando los participantes debieron evaluar su bienestar.

Considerando la significativa experiencia de Oishi y Westgate, puede decirse que «un número no trivial de personas en todo el mundo elegiría una vida psicológicamente rica a expensas de una vida feliz o significativa, y que para aproximadamente un tercio de ellas deshacer su mayor arrepentimiento habría hecho que sus vidas fueran psicológicamente más ricas «.

Si te preguntas qué experiencias resultarían psicológicamente significativas, los especialistas sugieren vivencias como mudarse al extranjero o cambiar de carrera. Si lo piensas, este tipo de situaciones llegan a cambiar la perspectiva de tu vida por completo.

Además, aseguran que investigaciones como esta «señalan que una buena vida puede no ser siempre placentera, y que es valioso llevar vidas que analicen diferentes perspectivas».

«Este trabajo nos lleva más allá de la dicotomía del bienestar hedónico (vida feliz) frente al eudaimónico (vida significativa), y sienta las bases para el estudio de la riqueza psicológica como otra dimensión de una buena vida«, escribieron los autores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *