Una clara explicación sobre qué es y cómo afecta el «Polvo del Sahara»

Publicado el
Una clara explicación sobre qué es y cómo afecta el «Polvo del Sahara»

A view of Havana's harbour as dust carried by winds from the Sahara desert shrouds the city, Cuba June 25, 2020. REUTERS/Alexandre Meneghini

Como una trágica evocación a las plagas bíblicas, esta semana México vivió dos eventos de intensidad que fueron un terremoto de grado 7.5 cuyo epicentro fue en Oaxaca – llegando a sentirse en la capital- y la llegada del llamado «Polvo del Sahara«, una amplia nube llena de partículas con elementos nocivos para la salud humana, que llegan desde el África, pasando por las zonas tropicales y que alcanzó las costas de la península de Yucatán.

Sobre este último suceso, un extenso artículo publicado en la BBC News detalla varios puntos interesantes que explican mejor este fenómeno meteorológico.

Lo primero es confirmar qué es esta nube. Indican que es una masa de aire seco  originalmente formada en el desierto de Sahara y cargada de una considerable cantidad de partículas de distintos minerales que obtuvo a su paso.  Su aparición es bastante común y suele ser de corta duración: no más de una semana. Se traslada siempre hacia el oeste, pasando por el océano Atlántico a países tropicales.

Sin embargo, las columnas de polvo de este año poseen características distintas  y preocupantes. Primero, su traslado natural. Como mencionamos al inicio, su travesía no solo se quedó en la zona tropical, sino que recorrió más de 10 mil kilómetros hasta alcanzar México.

El fenómeno comenzó a observarse en un área del oeste de África hace una semana y recorrió más de 5 000 kilómetros hacia el Caribe llegando a afectar, a principios de semana, al territorio continental de América.

La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de EE.UU. (NOAA) pronosticó que esta columna de polvo seguirá moviéndose hacia el oeste a través del mar Caribe hasta alcanzar áreas del norte de Sudamérica, Centroamérica y la costa del Golfo de EE.UU.

ELa nube de polvo del desierto del Sahara llegó a las playas de Cancún donde muchos aprovecharon para tomarse selfies.

Medios locales en México confirmaron las proyecciones de los investigadores indicando que a partir del 25 de junio la nube se dispersará poco a poco de la zona.

¿Qué efectos tiene en la naturaleza? El artículo lo responde. Las nubes de polvo están relacionadas – según la publicación – a los ciclos naturales que posee el planeta.

Si nos preguntamos de qué está hecha la respuesta corta sería de varios tipos de elementos químicos que absorben la luz solar. Los minerales que contiene el polvo provienen de los suelos de varias zonas que le aportan nutrientes pero algunos pueden ser tóxicos para algunas especies.

¿Es perjudicial para nuestra salud?

Sobre los riesgos serios –  además de reducir la visibilidad en las calles por su color opaco y similar a una densa niebla- según Olga Mayol, experta del Instituto de Estudios de Ecosistemas Tropicales de la Universidad de Puerto Rico, la actual nube tiene las concentraciones más altas de partículas de polvo observadas en la región en el último medio siglo.

Este importante detalle lo confirmaron desde la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). La institución explicó este miércoles que en la ciudad de Mérida se detectó un aumento del 800% en el número de partículas que pueden ser dañinas para la salud.

El aire que tiene esta nube sahariana es seco y polvoriento, y tiene 50% menos de humedad que las atmósferas tropicales. Según la publicación, esto puede afectar a la piel e incluso pulmones.

Su alto contenido de partículas también puede resultar nocivo para personas con problemas respiratorios e incluso, provocar problemas de alergias o irritación de los ojos o mucosas”, indican.

Entonces, otro problema extra para los humanos junto con la pandemia. Por suerte su presencia no será de largo plazo y se espera desaparezca en las siguientes semanas. 

Fuente BBC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *