Una mancha solar envía una poderosa llamarada de clase X a la Tierra

Publicado el
Una mancha solar envía una poderosa llamarada de clase X a la Tierra

El Sol emitió una doble llamarada solar el lunes 25 de abril del 2022. / Centro de Predicción del Clima Espacial/NOAA.

La NASA ha emitido una advertencia después de que el Sol arrojara su erupción solar más fuerte en media década. Una llamarada solar es una explosión que ocurre en el Sol cuando se libera la energía almacenada en campos magnéticos «retorcidos». La mancha solar AR2993 estalló con dos llamaradas M1 en rápida sucesión, según spaceweather.com

El lunes 25 de abril se detectó una erupción en una mancha solar en el lado occidental de nuestra estrella. La energía radiactiva resultante atravesó el Sistema Solar a la velocidad de la luz y parte de ella se estrelló directamente contra la Tierra

Actividad solar 

El Observatorio de Dinámica Solar de la NASA monitoreó la explosión y los apagones de radio resultantes para algunos equipos de aviación y radio. Las regiones más afectadas fueron Asia y Australia. No se informó ningún otro daño como resultado de la llamarada.

La bengala fue clasificada como X2.2. Una llamarada de ‘clase X’ es la categoría más fuerte medida por los científicos. Los números más altos representan un aumento en su poder, y este fue el más fuerte registrado desde 2017. La intensidad es una evidencia continua de la transición del Sol a un período activo de su ciclo solar.

Eso significa que podrían entrar bengalas más enérgicas con una mayor probabilidad de riesgo para ciertos equipos electrónicos. Los apagones a gran escala y los daños a los satélites pueden ser efectos secundarios comunes de las erupciones solares masivas.

«Sin embargo, el complejo de manchas solares activas AR2993-94 continúa girando hacia la Tierra. Por lo que las probabilidades de un futuro golpe siguen aumentando», advirtió el Dr. Tony Phillips.

Afortunadamente, la magnetosfera de la Tierra evita que los estallidos radiactivos de las erupciones solares lleguen al nivel del suelo y dañen la vida. Pero los satélites y los aviones de alto vuelo no siempre tienen tanta suerte. 

Riesgos 

Una llamarada solar impactando sobre la Tierra tendría diversas consecuencias. No pasaría mucho si son muy pequeñas, pero las más grandes serían sin duda catastróficas. 

Es poco probable que los más pequeños, la clase C, tengan un impacto considerable en la Tierra. Las llamaradas de tamaño mediano, conocidas como clase M, podrían causar algunos daños de bajo nivel. En cambio, los más grandes, conocidos como clase X, serían muy perjudiciales.

Las erupciones solares difieren de las eyecciones de masa coronal (CME), que son una liberación de plasma y radiación del Sol, aunque en ocasiones acompañan a estas erupciones. 

Las grandes erupciones solares y las CME también pueden desencadenar magníficas auroras más al sur de los polos de la Tierra de lo habitual. Las partículas solares interactúan con los campos magnéticos de la Tierra, excitando las moléculas de aire en la atmósfera superior y haciendo que emitan fotones. El resultado son cambiantes cortinas de luz en verdes, azules y rosas.

El Centro de Predicción del Clima Espacial de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) publicará los pronósticos de auroras. Será una bonita oportunidad para las personas que viven cerca de los polos. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.