Una muestra de sangre puede revelar las posibilidades de recuperación luego de un traumatismo cerebral

Publicado el
Una muestra de sangre puede revelar las posibilidades de recuperación luego de un traumatismo cerebral

(GoogleImages)

Científicos descubren que una proteína en la sangre es capaz de predecir las posibilidades de recuperación que posee un paciente con traumatismo craneoencefálico. Los nuevos hallazgos contribuyen al desarrollo de técnicas de diagnóstico y tratamientos más específicos para los pacientes con lesiones cerebrales. El artículo se publicó en Science Translational Medicine.

Neurofilamentos proteicos

En el interior de nuestras células, las proteínas son el grupo de biomoléculas más diverso que existe. Cumplen numerosas funciones y determinan el comportamiento celular. Algunas proteínas catalizan reacciones químicas, y otro grupo de proteínas forman estructuras como el citoesqueleto o son parte de la membrana plasmática. En las células nerviosas existen unos filamentos de naturaleza proteica que intervienen  en el mantenimiento de la estructura de las neuronas y los axones; son los neurofilamentos ligeros (NFL).

Los niveles de NFL en sangre son importantes marcadores para la detección de enfermedades neurodegenerativas, como la enfermedad de Huntington. Ahora, un estudio sugiere que elevadas concentraciones de NFL en suero sanguíneo son útiles para predecir quién tiene más posibilidades de recuperarse de una lesión cerebral traumática.

Daño en los axones

El estudio, dirigido por Neil Graham del Imperial College of London, encontró que los niveles de NFL alcanzan un pico de 10 veces más el nivel típico a 20 días después de una lesión. Se explica que cuanto más altas son las concentraciones de NFL en suero luego de una lesión, más difícil es la recuperación entre 6 y 12 meses después. Además se comprobó que el NFL realmente mide lo que sucede en el cerebro durante la recuperación del TBI.

En total participaron 197 personas tratadas por traumatismos craneoencefálicos (TBI) moderados a graves, de los cuales 18 necesitaron cirugía cerebral. Los investigadores decidieron tomar líquido encefaloraquídeo de la zona lesionada. Al analizar la muestra, observaron que las concentraciones de NFL allí se correlacionaron con las concentraciones de NFL en la sangre.

“El trabajo muestra que se puede utilizar un nuevo análisis de sangre ultrasensible para diagnosticar con precisión una lesión cerebral traumática”.

No hay dos lesiones iguales

Durante muchos años los científicos vienen buscando biomarcadores de traumatismo craneoencefálico como los NFL con el objetivo de desarrollar intervenciones específicas para cada paciente, ya que no hay dos traumatismos cerebrales iguales. “No hemos tenido las herramientas para medir un tipo de lesión específico de un paciente individual”, comenta David Okonkwo, director del Centro de Ensayos Clínicos de Neurotrauma de la Universidad de Pittsburgh.

Cifras indicaron que para el 2016 alrededor de 55 millones de personas en todo el mundo vivían con una lesión cerebral traumática y no existe un tratamiento único para todos.

Por ello, los hallazgos del equipo británico son prometedores para pacientes con lesiones cerebrales, sobre todo para aquellos cuyos axones han sido dañados. Mientras esperamos que este biomarcador sea usado en hospitales, muchos grupos de investigación estudian biomarcadores en sangre que ayuden a diagnosticar un TBI.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.