Unos ratones podrían cambiar lo que sabíamos sobre cognición

Publicado el
Unos ratones podrían cambiar lo que sabíamos sobre cognición

En el estudio de las funciones cognitivas de animales existen diversos indicadores, como el reconocimiento y diferenciación de un objeto y una imagen.

Nosotros tenemos tal capacidad, y un grupo de científicos se propuso saber qué tanto se extiende esta en el reino animal. Descubrieron que los ratones pueden vincular una imagen 2D de un objeto con el objeto 3D real en sí.

Hipocampo

Los investigadores mostraron a los ratones imágenes de objetos, como una pieza de ajedrez y, luego, reemplazaron la imagen por su versión 3D. Además de la pieza de ajedrez, incluyeron un objeto completamente nuevo para los ratones.

¿Cómo notaron que los ratones reconocían el objeto de la imagen? Cuando encuentran algo desconocido, los pequeños roedores se acercan para inspeccionarlo. Casi todo el tiempo, los ratones querían explorar el nuevo objeto 3D, eso significa que reconocieron que el otro objeto 3D era algo que habían encontrado antes, aunque como una imagen plana en lugar de algo tridimensional.

Se demostró que los mismos indicadores de equivalencia imagen-objeto estaban presentes independientemente de la simetría del objeto; tales como la semejanza, el ángulo de visión, la composición y el realismo de la imagen. Incluso cuando se controlaron las diferencias en las características visuales de bajo nivel, como el color y la luminancia.

La inhibición de una parte clave del hipocampo en el cerebro de los ratones eliminó esta capacidad de distinguir entre las versiones 2D y 3D de los objetos. Esto demuestra que la capacidad cognitiva funciona de manera similar a al cerebro humano.

«En los primates, se cree que el hipocampo desempeña un papel esencial en la memoria declarativa o explícita, permitiendo que un individuo reproduzca una ‘historia’ de una experiencia previamente codificada», explica la neurocientífica Sarah J. Cohen.

«Sugerimos que esa ‘historia’ permite reconocer elementos aprendidos en forma de imagen cuando se presentan posteriormente en forma 3D. El hipocampo del ratón probablemente codifica y consolida la exploración de la imagen como una historia de esa experiencia, dentro de un contexto específico».

Humanos y ratones

Se sabe que los ratones son capaces de reconocer algo que han visto antes, pero esta capacidad de diferenciar entre fotos y objetos reales los coloca en un nivel diferente de procesamiento cognitivo.

«Nuestro estudio desafía la opinión de que las limitaciones perceptivas de los ratones los hacen inapropiados para modelar la memoria humana y el procesamiento visual y que el reconocimiento basado en la familiaridad es independiente del hipocampo», señala el neurocientífico Robert Stackman.

El hallazgo de Stackman y su equipo es realmente prometedor ya que encontraron que los ratones utilizaban la parte del hipocampo de la misma manera que lo hacen los humanos. Por lo tanto, hay mucho que podemos aprender sobre nuestro cerebro al estudiar el de los ratones.

«Nuestros hallazgos también brindan un fuerte apoyo de que se requiere un hipocampo de ratón funcional para esta forma de memoria de reconocimiento visual no espacial y equivalencia de imagen-objeto».

En conclusión, los ratones pueden ser mucho más útiles para los científicos en sus estudios de reconocimiento y procesamiento visual de lo que se pensaba anteriormente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.