Astrónomos descubren un nuevo tipo de nebulosa

Publicado el
Astrónomos descubren un nuevo tipo de nebulosa

Imagen de la nebulosa YY Hya / Maicon Germiniani

Astrónomos profesionales y aficionados han descubierto un nuevo tipo de nebulosas alrededor de estrellas binarias. La investigación muestra que la estrella binaria YY Hya tiene un fuerte exceso de UV. Esto sugiere la existencia de un compañero binario caliente y compacto. Los detalles del trabajo fueron publicados en Astrophysics and Astronomy.

YY Hya es una estrella variable periódica que consta de una estrella enana tipo K y una enana blanca caliente. Las estrellas están anidadas en una envoltura compartida de gas emitida por la estrella que finalmente se convirtió en una enana blanca.

Antes de eso, la enana blanca pasó por una fase de gigante roja cuando dispersó sus capas exteriores de gas en el espacio. Dentro de esta envoltura común, ambas estrellas continúan evolucionando como si estuvieran solas, con la radiación estelar iluminando el gas disperso.

“Hacia el final de sus vidas, las estrellas normales se inflan y se convierten en estrellas gigantes rojas”, explica el físico Stefan Kimeswenger de la Universidad de Innsbruck, Austria. “Dado que una fracción muy grande de estrellas está en pares binarios, esto afecta la evolución al final de sus vidas”, añade.

En sistemas binarios cerrados, la parte exterior de una estrella que se infla se fusiona como una envoltura común alrededor de ambas estrellas. “Sin embargo, dentro de esta envoltura de gas, los núcleos de las dos estrellas están prácticamente imperturbados, y siguen su evolución como estrellas individuales independientes”, indica Kimeswenger.

La nueva nebulosa

“El diámetro de la nube principal es de 15,6 años luz, casi 1 millón de veces más grande que la distancia de la Tierra al Sol y mucho más grande que la distancia de nuestro Sol a su estrella vecina más cercana», dice Kimeswenger.

También se han encontrado fragmentos de hasta 39 años luz de distancia. Dado que el objeto se ubica ligeramente por encima de la Vía Láctea, la nebulosa pudo desarrollarse en gran medida sin ser perturbada por otras nubes en el gas circundante.

“Son demasiado grandes para el campo de visión de los telescopios modernos y, al mismo tiempo, son muy débiles. Además, su vida útil es bastante corta, al menos cuando se considera en escalas de tiempo cósmicas. Son solo unos pocos cientos de miles de años”, agregó.

El equipo de astrónomos especula, y aún no se ha demostrado, que esta estrella binaria está relacionada con la nova, o «estrella invitada», que fue vista por los antiguos astrónomos chinos y coreanos en 1086. «De todos modos, las posiciones de las observaciones históricas coinciden bien con las de nuestro objeto descrito aquí”, señaló Kimeswenger.

Nebulosas

El espacio entre las estrellas está lleno de parches salpicados de luces. Estas formas fantásticas, algunas de las construcciones visualmente más impresionantes del universo, son las nebulosas. Estas nubes de gas y polvo pueden ser el lugar de nacimiento de estrellas, el escenario de su desaparición y/o, ambas cosas.

Las nebulosas están formadas por gas, principalmente hidrógeno y helio, y polvo cósmico fino. Son parte del medio interestelar de gas y polvo de densidad extremadamente baja que existe entre las estrellas en el vacío del espacio.

Ocurren en lugares donde el medio interestelar se ha vuelto lo suficientemente denso como para formar nubes. Eso podría deberse a que la gravedad ha juntado el gas y el polvo, o porque las estrellas han muerto y arrojado su contenido al cosmos.

Existen varios tipos de nebulosas, y cada nebulosa individual es una muestra única de los fenómenos y procesos que ocurren en su interior. A menudo viven una al lado de la otra, con nebulosas más pequeñas que pueblan nubes más grandes de gas y polvo para formar complejos gigantes de nacimiento y muerte de estrellas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.