El nuevo cohete de la NASA que servirá para regresar a la Luna por fin salió de la zona de ensamblaje

Publicado el
El nuevo cohete de la NASA que servirá para regresar a la Luna por fin salió de la zona de ensamblaje

Supercohete SLS fuera del edificio VAB / NASA - Joel Kowsky

Las cosas parecen mejorar para el equipo de NASA a cargo del Sistema de Lanzamiento Espacial (SLS). El supercohete estuvo finalmente listo para rodar hacia la plataforma de lanzamiento. 

El SLS se compone de una etapa central con cuatro motores del tamaño de un automóvil y dos propulsores de cohetes atados a los costados. Además, lleva una nave espacial Orión asegurada en su parte superior. El vehículo de 30 pisos es la piedra angular del nuevo programa Artemis Moon de la NASA. 

Trasmisión 

Estados Unidos espera utilizar su supercohete para llevar astronautas a la Luna por primera vez desde 1972. Eventualmente, la NASA planea establecer una base en la superficie lunar con la ayuda de otras compañías espaciales, como SpaceX.   

Pero primero, la agencia espacial tiene que demostrar que el SLS puede volar. Luego de que la primera iteración del cohete estuviera completamente apilada y probada exhaustivamente, la agencia la sacó de su edificio de ensamblaje de vehículos (VAB) a una plataforma de lanzamiento en el Centro Espacial Kennedy en Cabo Cañaveral

Los interesados en seguir de cerca el proceso pudimos verlo en una transmisión en vivo a partir de las 5 p.m. ET (2100 UTC). NASA compartió la vista del imponente cohete saliendo de su edificio de ensamblaje por primera vez

SLS
Cohete SLS en el VAB / NASA – Frank Michaux

Un transportador de orugas estuvo listo en el VAB, que transportó el cohete en posición vertical durante 6 km hasta la plataforma de lanzamiento. La NASA espera que el lanzamiento tome de seis a 12 horas.

Ensayos 

En la plataforma de lanzamiento, el cohete realizará un ensayo general húmedo. Este tipo de prueba consiste en que los controladores de lanzamiento practiquen el proceso de ocho horas de cargar el cohete con combustible y contar hasta 10 segundos antes del despegue, luego detenerse y vaciar los tanques.

Esa prueba está programada para el 3 de abril. Si todo sale bien, NASA planea encender los motores y enviar a Artemis I al espacio por primera vez en junio.

Esa primera misión tiene como objetivo enviar la nave espacial Orión alrededor de la Luna y de regreso a la Tierra sin humanos a bordo. Si eso va bien, la próxima misión SLS llevará astronautas en la misma plataforma

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.