La atmosfera de Venus es demasiado seca para los extremófilos terrestres

Publicado el
La atmosfera de Venus es demasiado seca para los extremófilos terrestres

Venus (NASA)

Venus es el nuevo centro de atención en la búsqueda de vida extraterrestre. Sin embargo, un nuevo estudio ha determinado que el agua en la atmosfera superior del planeta es muy poca. Eso quiere decir que la vida de tipo terrestre difícilmente podría sobrevivir. El artículo se encuentra publicado en Nature Astronomy.

Las condiciones cercanas a la superficie de Venus no pueden ser consideradas favorables para el desarrollo de la vida. La temperatura promedio de la superficie del planeta es de 467 grados Celsius y la presión atmosférica es varias decenas de veces más alta a la que tiene la Tierra.

A pesar de ello, el reciente descubrimiento a altitudes de unos 53-61 kilómetros de fosfina (considerada un biomarcador potencial) ha reavivado el interés por la idea de la existencia de formas de vida microbiológicas (por ejemplo, extremófilos) en su atmósfera. Otras mucho más complejas han sido descartadas.

Vida en la Tierra

Para la vida en nuestro planeta el agua es indispensable. Desde el punto de vista de la actividad fisiológica de los organismos de tipo terrestre, la abundancia de agua es importante, y es posible cuantificarla utilizando el parámetro de actividad del agua.

Incluso si la temperatura en las atmósferas de otros planetas permite la formación de gotas que contienen diversas sustancias y agua, para una evaluación más completa de la habitabilidad, es necesario determinar la actividad del agua. Esta depende no solo de la temperatura y la presión, sino también de la composición de la atmósfera.

Los científicos sugieren que el rango de temperatura permisible para el metabolismo y el crecimiento de organismos microbiológicos es de -40 a 130 grados Celsius, y la actividad celular puede ocurrir hasta un valor de actividad de agua de 0.585.

El estudio

Ahora, un grupo de astrónomos dirigido por John E. Hallsworth de la Universidad de Queens en Belfast decidió determinar la actividad del agua en las nubes de Venus, Júpiter y Marte. Emplearon cálculos basados ​​en observaciones de temperatura y contenido de vapor de agua en la atmósfera.

Según los autores, no hay razón para suponer que los organismos venusianos hipotéticos tendrán la misma base bioquímica que en la Tierra. No obstante, debido a la falta de teorías bioquímicas alternativas, consideraron la cuestión de si organismos similares a los terrestres sobreviven en Venus. Por ejemplo, en gotas de nubes de ácido sulfúrico.

Se determinó que el valor de la actividad del agua para las gotas de ácido sulfúrico, las cuales componen la mayor parte de las nubes de Venus, es inferior a 0,004, (100 veces más seco para los extremófilos conocidos). Para que las gotas sean habitables, la actividad del agua debe estar muy desequilibrada, esto significa que no está determinada por la humedad relativa del ambiente.

Explicaron que la teoría publicada anteriormente sobre la posibilidad de que los organismos de Venus almacenen agua expande un poco la habitabilidad de las nubes de Venus. Aun así, no se puede evitar la necesidad de un nivel aceptable de actividad del agua.

Otros planetas

Desde este punto de vista, las nubes de Júpiter (aunque su composición es poco adecuada para el desarrollo de la vida), donde la actividad del agua se estima en más de 0,585, podrían ser más adecuadas para la vida de tipo terrestre que la atmósfera de Venus.

En cuanto a Marte, la fuerte radiación ultravioleta y las bajas temperaturas, que solo permiten la formación de nubes heladas, dan valores de actividad del agua mucho más bajos que los límites permitidos para las formas de vida terrestres. La situación en el subsuelo y en los polos es otra historia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.