La sonda Juno de la NASA revela los secretos de la atmósfera de Júpiter

Publicado el
La sonda Juno de la NASA revela los secretos de la atmósfera de Júpiter

La apariencia de bandas de Júpiter es creada por la "capa meteorológica" que forma las nubes. / M.H. Wong and I. de Pater (UC Berkeley) et al. / NASA

Científicos continúan publicando investigaciones sobre Júpiter gracias a la información tomada por la sonda Juno. Ahora, un conjunto de trabajos ha ayudado a elaborar el primer mapa 3D de la atmósfera del planeta más grande del sistema solar.

“Estas nuevas observaciones de Juno abren un cofre del tesoro de nueva información sobre las enigmáticas características observables de Júpiter”, afirmó Lori Glaze, directora de la División de Ciencias Planetarias de la NASA.

El comunicado de prensa de la NASA destaca cuatro descubrimientos principales. El primero es sobre la Gran Mancha Roja y lo explicamos extensamente en un pasado artículo. El segundo, habla acerca de sistemas en la atmósfera similares a las “células de Ferrell”, que controlan gran parte de nuestro clima aquí en la Tierra.

“Mientras que la Tierra tiene una célula Ferrel por hemisferio, Júpiter tiene ocho, cada una al menos 30 veces más grande”, explica Keren Duer, del Instituto Weizmann en Israel. El trabajo fue publicado en Geophysical Research Letters.

Tierra en la Gran Mancha Roja
Ilustración de la Tierra dentro de la Gran Mancha Roja. / Kevin M. Gill / JunoCam – NASA

Termoclinas

El equipo además encontró que sus característicos “cinturones” de nubes de colores están formados por poderosos vientos que soplan en direcciones opuestas para cada cinturón. Aparte de crear las células de Ferrel mencionadas anteriormente, los cinturones esconden otro secreto debajo de las nubes: poseen segmentos de transición muy similares a las termoclinas.

Las termoclinas tienen lugar donde ocurren cambios dramáticos de temperatura en cuerpos de agua, generalmente en el océano de la Tierra. Se notan visualmente por sus distintas propiedades ópticas, donde las dos temperaturas del agua aparecen visualmente muy distintas entre sí.

El análogo de Júpiter, llamado Jovicline por sus descubridores, es similar en sus cambiantes propiedades ópticas. El cinturón es excepcionalmente brillante en los datos del radiómetro de microondas (MWR) a poca profundidad en la atmósfera, en comparación con los sistemas circundantes.

Sin embargo, en niveles más profundos, los sistemas circundantes se muestran más brillantes en lugar del cinturón en sí. Las termoclinas tienen propiedades similares, con agua más caliente y agua más fría que reflejan diferentes longitudes de onda de luz de manera diferente.

Ciclones

Por otro lado, el MWR no fue el único instrumento usado en Júpiter durante los 37 sobrevuelos de Juno hasta ahora. El Mapeador de auroras infrarrojas jovianas (JIRAM) también recopiló datos y, en particular, pasó un tiempo mirando ciclones ubicados cerca de los polos del planeta.

Ocho tormentas distintas forman un octágono cerca del polo norte, mientras que cinco tormentas distintas forman un pentágono en el sur. El modelado atmosférico típico haría que uno de los ciclones tirara hacia el polo. No obstante, hay ciclones en el centro de cada polo que anulan ese tirón, dejando cada tormenta atrapada en el mismo patrón durante años.

Juno tendrá muchos más años para evaluar esas tormentas, otras características de Júpiter y algunas de sus lunas circundantes. La nave espacial continuará su segunda misión extendida hasta bien entrado el 2025. Con suerte, la sonda podrá realizar una tercera misión extendida a más de 16 años después de ser lanzada inicialmente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.