Los descubrimientos del 2021 que podrían revolucionar la ciencia

Publicado el
Los descubrimientos del 2021 que podrían revolucionar la ciencia

A la izquierda, la galaxia M51. A la derecha, ilustración del extraplaneta M51-ULS-1 / NASA/CXC/A.Jubett

El proceso del avance científico a veces es lento y el conocimiento recientemente descubierto debe ser confirmado con más estudios. Este 2021 no es la excepción y muchas de las cosas que descubrimos deberán resistir el escrutinio de la comunidad. A continuación, presentamos una lista de estos avances elaborada por el sitio ScienceNews.

Muones

En abril, investigadores del experimento Muon g-2 en Fermilab en Batavia, Illinois descubrieron que la velocidad a la que la orientación de los polos magnéticos de los muones oscilaba se desviaba de las predicciones teóricas.

El extraño comportamiento sugiere que partículas ocultas están influyendo en las propiedades magnéticas de los muones. Esto desafía el modelo estándar de física de partículas que describe las fuerzas fundamentales y las partículas elementales del universo. Los científicos ahora están refinando sus predicciones sobre el comportamiento de los muones para confirmar el hallazgo.

Una estrella de antimateria luciría como una estrella ordinaria.

Antiestrellas

En mayo, científicos de la Universidad de Toulouse creyeron haber encontrado estrellas de antimateria. Hallar antiestrellas desafía un principio básico de la cosmología, el cual afirma que la gran mayoría de la antimateria fue destruida hace mucho tiempo.

En 10 años de observaciones del Telescopio Espacial de Rayos Gamma Fermi, se encontraron 14 puntos de rayos gamma emisores de luz a energías que se esperan cuando la materia y la antimateria se encuentran y se aniquilan entre sí. Este es un proceso que podría ocurrir en la superficie de las antiestrellas.

El descubrimiento insinúa que pueden haber sobrevivido cantidades sustanciales de antimateria. Pero probar la existencia de antiestrellas será extremadamente difícil. Además de los rayos gamma estudiados, la luz que emiten tales estrellas se parecería a la luz de las estrellas normales.

Arco cósmico

En junio, científicos ingleses detectaron un arco gigante de galaxias que se extiende a lo largo de más de 3 mil millones de años luz. Tal hallazgo contradice la suposición de que la materia en el universo se distribuye uniformemente a gran escala.

El arco, invisible para el ojo humano, salió a la luz en un análisis de unos 40.000 quásares, núcleos muy brillantes de galaxias distantes. Pero algunos escépticos argumentan que el arco puede ser solo la tendencia humana a encontrar patrones donde en realidad no existen.

Llegada temprana

También en junio, investigadores informaron que los huesos de animales excavados en una cueva en México datan de hace entre 33.000 y 28.000 años. Esto es cerca de 20 mil años antes de lo que se pensaba tradicionalmente. Cerca de los huesos se hallaron piedras astilladas con bordes afilados que pueden haber funcionado como herramientas.

Además, el descubrimiento de huellas humanas fosilizadas sugiere que la gente deambulaba por lo que ahora es Nuevo México hace entre 23.000 y 21.000 años. Si se verifica la edad de las huellas, mostraría que los humanos estaban en América del Norte durante el pináculo de la última edad de hielo.

Los fósiles de animales más antiguos

En julio, investigadores encontraron pequeños tubos en rocas de 890 millones de años y aseguran que serían los restos de esponjas marinas. Si esa afirmación se mantiene, retrasaría el origen de los animales unos 350 millones de años hasta un período de escasez de oxígeno considerado inadecuado para la vida animal.

Sin embargo, algunos científicos no están convencidos de que los fósiles sean esponjas marinas. Los escépticos señalan la falta de partes esqueléticas mineralizadas, conocidas como espículas, que son características típicas de las esponjas marinas, y el hecho de que muchos organismos no animales pueden fabricar tubos similares.

Planeta extragaláctico

En octubre, astrónomos estadounidenses habrían detectado el primer planeta conocido fuera de la Vía Láctea: un extraplaneta. Los investigadores buscaron un sistema binario que emite rayos X brillantes. Un planeta que cruza o transita frente a un sistema de este tipo bloquearía temporalmente esos rayos X, alertando a los astrónomos de su presencia.

No obstante, algunos científicos se muestran escépticos porque el descubrimiento se basó en una serie de hechos afortunados. El planeta necesitaba transitar el binario de rayos X mientras su órbita estaba perfectamente en línea con el punto de vista de la Tierra. Esto es algo complicado de replicar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.