El telescopio espacial James Webb completó su alineación y está casi listo

Publicado el
El telescopio espacial James Webb completó su alineación y está casi listo

El telescopio espacial James Webb de la NASA ahora puede capturar imágenes nítidas de objetos celestes con múltiples instrumentos. / NASA/STScI

Va quedando todo listo. El telescopio espacial James Webb terminó su fase de alineación después de demostrar que puede capturar «imágenes nítidas y bien enfocadas» con sus instrumentos científicos. La NASA compartió las imágenes del espacio profundo el último miércoles 28 de abril en una entrada en su blog.

Dicha etapa permitió que el equipo de la misión proceda con la puesta en marcha del instrumento científico. El Webb entrará en una nueva fase de preparación luego de varios meses de alineaciones de espejos e instrumentos. Este próximo paso tomará aproximadamente dos meses, y para junio quedará completamente listo si todo sale según lo planeado. 

«Estas imágenes han cambiado profundamente la forma en que veo el universo. Estamos rodeados por una sinfonía de creación; hay galaxias en todas partes. Espero que todos en el mundo puedan verlas», comentó el científico Scott Acton.

Los pasos 

El moderno telescopio de $10 mil millones fue lanzado el 25 de diciembre de 2021 dirigiéndose al espacio profundo, en un viaje que tomó casi un mes, para posteriormente llevar a cabo un complejo proceso de alineación de siete pasos. Cada hito ha ido más o menos según lo planeado, con solo ajustes menores necesarios en el camino.

Recientemente, el equipo del Webb informó que los 18 segmentos hexagonales del espejo primario del visor se enfriaron casi por completo a las temperaturas necesarias. Ahora los espejos parecen estar listos, ya que están enviando una «luz completamente enfocada» a cada instrumento, que a su vez genera imágenes.

«El rendimiento óptico del telescopio sigue siendo mejor que las predicciones más optimistas del equipo de ingeniería», afirmaron los funcionarios de la NASA en el comunicado. A partir de ahora, agregó la agencia, las alineaciones de los espejos solo necesitarán ajustes menores

Lo que sigue

La próxima fase de trabajo incluirá la puesta en marcha de instrumentos científicos, junto con la calibración del telescopio. En estos momentos se necesita que lentes, máscaras, filtros y otros equipos funcionen correctamente en diferentes configuraciones, algo primordial para garantizar que el trabajo científico resulte exitoso.

En cuanto a las actividades de calibración, hay una lista de hitos que Webb deberá alcanzar antes de que sea declarado operativo. Por ejemplo, se le pedirá apuntar a diferentes áreas del cielo donde la cantidad total de radiación solar variará.

Esto último se hará para «confirmar la estabilidad térmica al cambiar de objetivo», comunicaron funcionarios de la NASA sobre la calibración. «Además, las observaciones de mantenimiento continuo cada dos días controlarán la alineación de los espejos. Luego, cuando sea necesario, aplicarán correcciones para mantener los espejos en sus ubicaciones alineadas».

El equipo de la misión espera que Webb tenga “significativamente más de 10 años de vida científica”. Este tiempo extra es gracias al trabajo que realizó el Ariane 5 el día del lanzamiento, escribió la NASA en una declaración posterior al lanzamiento

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.