La fotosíntesis podría ser posible en las nubes de Venus, sugiere un nuevo artículo

Publicado el
La fotosíntesis podría ser posible en las nubes de Venus, sugiere un nuevo artículo

Venus de noche / JAXA

La superficie de Venus puede ser demasiado extrema para la vida. Pero las nubes sí podrían tener la suficiente luz solar como para favorecer la fotosíntesis, dando lugar a la existencia de microorganismos. El estudio que sugiere esta idea fue publicado en Astrobiology.

Investigadores de la Universidad Politécnica del Estado de California han encontrado evidencia de que la fotosíntesis podría ocurrir todo el día, incluso de noche, debido a los niveles de energía térmica o infrarroja que emanan de la superficie y la atmósfera del planeta. Como bien sabemos, este es el proceso que utilizan las plantas para convertir el agua y la luz solar en alimentos.

En esencia, la energía lumínica estaría disponible tanto por debajo como por encima de las nubes, lo cual daría a cualquier potencial microorganismo la capacidad de vivir en diferentes capas de nubes.

No tan seco

El estudio se produjo pocos meses después de que otro grupo de científicos se pronunciara indicando que las nubes del planeta están demasiado secas, haciendo imposible que puedan sustentar la vida. Sin embargo, de acuerdo con el nuevo estudio las nubes de Venus estarían compuestas parcialmente de formas neutralizadas de ácido sulfúrico, como el bisulfato de amonio.

Ello tendría niveles de agua más altos que los descritos en el estudio antes mencionado. “Nuestro estudio proporciona un apoyo tangible para el potencial de fototrofia y/o quimiotrofia por microorganismos en las nubes de Venus”, afirmaron los investigadores.

Los niveles de acidez y actividad del agua se ubican potencialmente dentro de un rango aceptable para el crecimiento microbiano en la Tierra. Por otro lado, la iluminación constante con UV limitada sugiere que las nubes de Venus podrían ser acogedoras para la vida.

“Creemos que las nubes de Venus serían un gran objetivo para misiones de habitabilidad o detección de vida”, dijo el autor principal, Rakesh Mogul. “… como las que se planean actualmente para Marte y Europa”, agregó.

Fotosíntesis

Tanto la NASA como la Agencia Espacial Europea (ESA) están enviando misiones para explorar Venus. La radiación solar y la radiación térmica en las nubes de Venus tienen longitudes de onda que pueden ser absorbidas por los pigmentos fotosintéticos que se encuentran en la Tierra, según el comunicado.

Además, el estudio descubrió que la luz solar que atraviesa la atmósfera de Venus está despojada de la mayor parte de su dañina radiación ultravioleta. Algo similar ocurre con la capa de ozono de la Tierra. Por ejemplo, Venus recibe entre un 80% y un 90% menos de cambios en los niveles de UV-A que la superficie de la Tierra. También está “esencialmente agotado” de UV-B y UV-C, considerados los componentes más dañinos de la radiación UV.

Los autores especulan que la supervivencia microbiana en un ambiente aerosolizado y con restricción de agua “podría incluir estrategias bioquímicas para reducir la presión de vapor y la pérdida de agua en la fase de solución”. Similar a las estrategias microbianas asociadas con el punto de congelación y la depresión de temperatura, inhibición del hielo formación y condensación de nubes.

En septiembre de 2020, científicos anunciaron que habían encontrado rastros de fosfano en las nubes de Venus, como una posible señal de vida. No obstante, otro estudio señaló que el fosfano pudo haber emanado de los volcanes del planeta y no de microbios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.