Astrónomos detectan más de mil ráfagas de radio rápidas en solo 47 días

Publicado el
Astrónomos detectan más de mil ráfagas de radio rápidas en solo 47 días

El campo que rodea la fuente aparente del estallido repetitivo de un FRB, descubierto por primera vez en noviembre del 2012. (Observatorio Gemini / AURA / NSF / NRC)

Una distante fuente de potentes señales de radio espaciales ha profundizado el misterio de las ráfagas de radio rápidas (FRB). Un análisis de los datos de la fuente FRB121102 en 2019 contó 1.652 ráfagas en solo 4 días. La investigación fue publicada en Nature.

Utilizando el radiotelescopio esférico de apertura de quinientos metros de China, o FAST, los científicos detectaron las FRB entre el 29 de agosto y el 29 de octubre de 2019. Este es el mayor conjunto de eventos de ráfagas de radio rápidas hasta el momento.

Las FRB, son emisiones de ondas de radio de milisegundos de duración, y los astrónomos han conseguido rastrear algunas hasta sus galaxias de origen. Aún se tiene que determinar la causa real de los destellos, pero las ráfagas cortas son capaces de crear un año de la producción total de energía de nuestro Sol.

FRB121102

Las ráfagas de radio individuales se emiten una vez y no se repiten, sin embargo se sabe que las FRB repetidas envían ondas de radio cortas y enérgicas varias veces. Una de ellas es FRB121102, la cual se conoce desde 2016.

Durante las pruebas del telescopio FAST, los investigadores notaron que FRB121102 emitía señales de radio con frecuencia, y con una cadencia variable. Se registraron un total de 122 ráfagas durante la hora pico, lo que la convierte en la tasa más alta para cualquier FRB. Las 1.652 explosiones individuales se produjeron en un total de 59,5 horas repartidas en 47 días.

“Esta ha sido la primera vez que se estudia una fuente de FRB con tanto detalle”, dijo el coautor Bing Zhang, astrofísico de la Universidad de Nevada. “El gran conjunto de ráfagas ayudó a nuestro equipo a perfeccionar como nunca antes la energía característica y la distribución de energía de los FRB”.

La energía de las señales limita severamente la posibilidad de que el FRB 121102 provenga de un objeto compacto aislado, dijeron los autores. Aun así, ellos suponen que el origen sería de agujeros negros o magnetares.

Los magnetares son estrellas densas y pequeñas con los campos magnéticos más fuertes que se encuentran en el universo. Se cree que las explosiones podrían originarse en el campo magnético de los magnetares.

Patrón

FRB 121102 fue la primera ráfaga que se remonta a su origen, vinculada a una pequeña galaxia enana a más de 3 mil millones de años luz de distancia en 2017. Los investigadores también detectaron un patrón dentro de la ráfaga en 2020.

Durante este patrón cíclico, las ráfagas de radio se emiten durante una ventana de 90 días, seguida de un período de silencio de 67 días. Este patrón se repite cada 157 días. Las observaciones anteriores mostraron que, por lo general, cuando se repiten, es esporádico o en un grupo.

Con este nuevo conjunto impresionante de actividad de FRB 121102, los científicos pueden comprender mejor la energía asociada con estos destellos, lo cual contribuye a aprender más sobre la fuente potencial de ráfagas de radio rápidas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *