El «gen gay» es un mito, de acuerdo a un estudio masivo

6

Científicos han realizado un estudio masivo de los genomas de casi medio millón de personas en la búsqueda de una respuesta a una gran interrogante: si existe o no el «gen gay». El estudio que fue publicado en la edición del 30 de agosto de la revista Science sugiere que ningún gen individual por sí solo hace a una persona gay, lesbiana o bisexual; en cambio, miles de genes probablemente influyen en la orientación sexual. Los investigadores han creado también un sitio web para comunicar los resultados de su estudio.

Los factores biológicos que contribuyen a la orientación sexual son en gran medida desconocidos, pero muchos científicos sospechan que la genética juega un papel, dado que el comportamiento sexual entre personas del mismo sexo parece darse en familias y se observa con mayor frecuencia en gemelos idénticos que en gemelos fraternos.

Pero una base genética precisa para la orientación sexual ha sido esquiva, en gran parte porque los científicos previamente tenían grupos relativamente pequeños de voluntarios para investigar. Esto es debido a que es un tema controvertido y la financiación históricamente ha sido limitada y el reclutamiento de participantes nada fácil. La orientación hacia personas del mismo sexo sigue siendo criminalizada en más de 70 países, algunos con la pena de muerte, esto por supuesto es un factor determinante que frena a quienes están dispuestos a revelar dicha información personal.

Pese a esto, el nuevo estudio incluyó un número mucho mayor de participantes, lo que hizo que los resultados fueran más estadísticamente confiables que los de los estudios anteriores más pequeños. En el estudio genético más grande sobre orientación sexual hasta la fecha (100 veces más grande que estudios anteriores sobre este tema) los científicos estudiaron a un grupo de aproximadamente 470 000 voluntarios en el Reino Unido y los Estados Unidos que informaron si alguna vez habían tenido un comportamiento sexual entre personas del mismo sexo. Se basaron en datos genéticos del UK Biobank (un estudio de salud y genética a largo plazo que se realiza en el Reino Unido) y 23andMe, así como las respuestas a encuestas que hicieron preguntas sobre identidad sexual, atracción, fantasías y comportamiento.

Los investigadores no pudieron encontrar ningún gen relacionado con el comportamiento sexual entre personas del mismo sexo. Cinco variantes genéticas parecían vinculadas significativamente a la orientación sexual, y miles más también parecían estar involucradas en menor medida.

Al final, los científicos no pudieron encontrar ningún patrón genético que pudiera usarse, de ninguna manera, para identificar la orientación sexual de una persona. En cambio, la predisposición al comportamiento sexual entre personas del mismo sexo parecía influenciada por una compleja mezcla de influencias genéticas y ambientales. Ese es también el caso de muchos otros rasgos humanos, como la altura.

Si bien los investigadores concluyeron que es efectivamente imposible predecir el comportamiento sexual de un individuo a partir de su genoma, el hallazgo de que no hay un solo gen gay no significa que la orientación sexual no sea genética o biológica y que por lo tanto sea una opción de estilo de vida. Los científicos encontraron que hay muchos, muchos genes que predisponen a uno a la conducta sexual del mismo sexo. Cada uno de ellos individualmente tiene un efecto muy pequeño, pero juntos tienen un efecto sustancial.

«Otra posible mala interpretación es pensar que si la preferencia del mismo sexo está influenciada genéticamente, por lo tanto, debe estar totalmente determinada genéticamente», dice Brendan Zietsch coautor del estudio y genetista de la Universidad de Queensland en Australia. «Eso no es cierto. Las personas genéticamente idénticas, los gemelos, a menudo tienen diferentes orientaciones sexuales. Sabemos que también hay influencias no genéticas, pero no las entendemos bien y nuestro estudio no dice nada sobre ellas».

Sin embargo, algunas de las variantes genéticas identificadas en el estudio masivo podrían insinuar algunas vías biológicas que pueden estar involucradas en el comportamiento sexual entre personas del mismo sexo. Una variante, por ejemplo, estaba ubicada en un tramo de ADN que alberga varios genes relacionados con el sentido del olfato. Entonces el olor tiene un fuerte vínculo con la atracción sexual, pero sus vínculos con los comportamientos sexuales no están claros.

Andrea Ganna, autora principal del estudio, investigadora del Instituto de Medicina Molecular de Finlandia, del Hospital General de Massachusetts y de la Facultad de Medicina de Harvard, dijo también que los genes parecían tener una mayor influencia en el comportamiento sexual entre personas del mismo sexo en hombres que en mujeres.

Los investigadores sugirieron que los genes pueden desempeñar un papel diferente en el comportamiento del mismo sexo en hombres y mujeres debido a factores biológicos, como los niveles de testosterona y estrógeno. Otros factores, como las normas sociales de género con respecto al número de parejas sexuales que deberían tener las mujeres, podrían hacer que las mujeres se sientan menos cómodas al informar con precisión su comportamiento sexual. Eso, a su vez, podría sesgar los resultados.

A pesar del gran tamaño de la muestra del estudio, los resultados aún son limitados porque los investigadores analizaron solo poblaciones con ascendencia europea de países occidentales de altos ingresos. Los datos también provienen principalmente de personas mayores, que en su mayoría vivían bajo normas sociales y regulaciones legislativas más estrictas que las actuales. Es posible que las personas más jóvenes, que a menudo crecieron en una sociedad más permisiva, se sientan más libres de participar en un comportamiento sexual más homosexual que las personas mayores con maquillajes genéticos similares. Por lo tanto, los hallazgos podrían no ser tan aplicables en todo el espectro de edad y para llegar a una conclusión general aún se necesitan más estudios.

Fuente: Live Science.

Compartir.

Acerca del Autor

Yo soy Robotitus, el administrador de esta página. Si gustas puedes llamarme Titus.

6 comentarios

  1. «podrían hacer que las mujeres se sientan menos cómodas al informar con precisión su comportamiento sexual» Supongo que se refiere a las personas de Gran Bretaña, no?
    Cuantas personas harian falta para que el estudio sea fiable? 470mil personas me parece bastante, pero hablo desde la ignorancia…

  2. Una cosa es el comportamiento y otra muy distinta, una mutación genètica y para acabarlo de arreglar, las tendencias…
    Dicho esto y sin animo de ofender a nadie, para mi solo hay dos sexos…

  3. Si la homosexualidad fuese genética, y teniendo en cuenta q los homosexuales por lo general no tienen descendencia; si, es cierto q algunos incluso se casan y tienen hijos, pero creo q no es lo normal. Bueno el caso es q la seleccion natural habria eliminado o reducido esos genes tras el transcurao del tiempo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: