El Sol acaba de lanzar su llamarada más poderosa desde 2017: una Clase X

Publicado el
El Sol acaba de lanzar su llamarada más poderosa desde 2017: una Clase X

Tormenta solar / Flickr

Un nuevo ciclo parece comenzar para nuestra estrella. El 3 de julio de 2021, a las 14:29 UTC, el Sol lanzó su primera llamarada de clase X del ciclo solar 25. Este es el destello más poderoso que hemos visto desde septiembre de 2017.

Las erupciones de clase X se encuentran entre las erupciones solares más poderosas de nuestra estrella, y la más poderosa registrada fue una X28 en noviembre de 2003. La llamarada de clase X más reciente, anterior a esta nueva, tuvo lugar en septiembre de 2017, cuando el Sol hizo erupción en una llamarada X8.2.

Esta nueva llamarada no fue tan intensa, registró X1.5. Aun así, produjo un pulso de rayos X que golpeó la atmósfera superior y logró causar un apagón de radio de onda corta sobre el Océano Atlántico.

Ciclos solares

Las llamaradas clase X son una señal de que el ciclo definitivamente se está volviendo más activo. Esto de igual forma es demostrado por los aumentos en los bucles coronales de plasma formados en arcos desde la superficie del Sol.

Aunque nuestra estrella parece bastante consistente desde nuestra perspectiva diaria, una vista a largo plazo revela una actividad dinámica. En ella encontramos al ciclo solar, en el cual su campo magnético cambia cada 11 años, haciendo que sus polos magnéticos norte y sur intercambien lugares.

Los científicos no conocen el origen del impulso de estos ciclos (una investigación reciente sugiere que está relacionado con una alineación planetaria de 11.07 años), pero los polos cambian cuando el campo magnético se encuentra en su punto más débil. A dicho periodo también se le conoce como mínimo solar.

El campo magnético del Sol controla su actividad, llamaradas solares y eyecciones de masa coronal, por ese motivo tal etapa del ciclo se manifiesta como un período de actividad mínima.

Una vez que los polos han cambiado, el campo magnético se fortalece y la actividad solar se eleva a un máximo solar antes de disminuir para el siguiente cambio polar. El mínimo solar más reciente tuvo lugar en diciembre de 2019, por lo que, en los próximos meses y años, deberíamos esperar que el Sol se vuelva más intenso, alcanzando su máximo alrededor de julio de 2025.

Próximo ciclo

Aún no sabemos si tendremos un ciclo débil o poderoso. El recuento promedio de manchas solares para un máximo es 179 y el ciclo solar 24 alcanzó su punto máximo en solo 114. La NASA y la NOAA han predicho que el ciclo solar 25 será similar, con un pico de 115 manchas solares, pero según otros científicos este será uno de los máximos solares más fuertes jamás registrados.

Una actividad intensa no pondría en riesgo a los humanos, pues estamos protegidos por la atmosfera. Pero en el caso de las llamaradas más poderosas, como la del 3 de julio, y las llamaradas de clase M más débiles, llegaremos a ver algunas interrupciones en las capas atmosféricas en donde viajan las señales de comunicaciones.

Esto significa que las comunicaciones por radio y los sistemas de navegación pueden verse afectados. Al ocurrir los eventos más extremos, las redes eléctricas quedarían desconectadas, no obstante eso sucede muy raramente. Lo más probable es que solo veamos auroras polares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.