Este adorable dinosaurio podría haber volado con alas de murciélago  

0

En los últimos años, ha surgido que algunos dinosaurios, considerados escamosos y reptiles por muchos años, en realidad llevaban plumas. Pero una especie recién descubierta de dinosaurio escansoriopterígido parece tener un estilo diferente. Esta pequeña criatura tenía alas de murciélago: como con cuero, no con plumas.

Se llama Ambopteryx longibrachium y solo tenía 33 centímetros de largo. El animal volador vivió hace 163 millones de años, justo en medio del Jurásico en lo que hoy es la provincia de Liaoning, China.

Sus restos nos muestran que el vuelo en dinosaurios estaba evolucionando definitivamente en diferentes formas.

Hay varias especies de dinosaurios escansoriopterígidos. Eran pequeños animales no aviares del tamaño de loros pequeños, pertenecientes al mismo suborden terópodo que también abarca a los tiranosaurios poderosos.

Normalmente, los escansoriopterígidos se reconstruyen en simulaciones con alas emplumadas, pero en el 2015, paleontólogos en China encontraron una especie que llamaron Yi qi que tenía un dígito alargado que se extendía desde la muñeca y esta es una característica más típica de un murciélago que de un pájaro.

Esta fue la primera vez que se vio un ala así en terópodos, a diferencia de los pterosaurios y murciélagos. Pero Yi qi es solo un espécimen, y no todos están convencidos de que se trate en realidad de un dinosaurio alado.

De comprobarse, A. longibrachium, agregaría un apoyo considerable a la noción de evolución paralela del vuelo.

Presenta una estructura ósea similar, con un soporte estilizado de membrana, pero claramente no es el mismo animal que Yi qi tampoco. Tiene un antebrazo más largo y una cola corta con vértebras fusionadas al final.

Obviamente, hoy en día no existen pájaros con este tipo de alas, ni siquiera sobrevivieron en el Cretácico. Esto significa que de haber existido fue un experimento evolutivo de corta duración que finalmente se perdió en la variedad emplumada, anotaron los investigadores en su artículo.

La investigación ha sido publicada en Nature.

Fuente: GizModo


 

Compartir.

Acerca del Autor

Yo soy Robotitus, el administrador de esta página. Si gustas puedes llamarme Titus.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.